in

Padre Eugenio Theisen, MM

Foto: Megamedia

En la Casa Central de los Misioneros de Maryknoll en Ossining, Nueva York, a los 91 años de edad ayer falleció el padre Eugenio Theisen, MM, quien tenía 65 años de ordenado sacerdote.

Vivió y trabajó unos 38 años en Chile, principalmente con los indígenas mapuches, y luego en 1996 llegó a Yucatán para dedicarse unos 15 años más a aprender la lengua maya y tomar la responsabilidad pastoral de varias comunidades en haciendas al sur de Mérida. Su labor es reconocida en lugares como Tixcacal, Xcucul, Texán, Petac, Tzacalá y Ticimul.

En la parroquia de San Sebastián hay un monumento en el que aparece su nombre junto a otros misioneros que dejaron huella en Yucatán, como Richard Clifford, Francis W. Collins, Thomas E. Lavelle, John P. Lomasney, Charles A. Murray, Peter J. Petrucci, Robert V. Tobin, Eduard F. Walck, Walter W. Winrich, Vicente Mallon y Leo Melanson, entre otros.

Una de sus últimas misas en Yucatán fue en enero de 2014 en Chicxulub Puerto, donde concelebró con el padre Lorenzo Mex Jiménez en memoria de Wayne Dehneken, un canadiense que falleció cuando pasaba el invierno en una casa de playa en Uaymitún.

El cuerpo del padre Eugenio será incinerado de acuerdo con su testamento y posteriormente sus cenizas se traerán a Yucatán para ser depositadas en la cripta ya preparada por la comunidad de la hacienda Tzacalá.

 

Toros para Motul en el Año Nuevo

No le aguantan el paso