in

Rosa María Ojeda y Araúz

Foto: Megamedia

Después de larga dolencia y a la edad de 88 años, el pasado lunes 26 de noviembre falleció en esta ciudad la señora Rosa María Ojeda y Araúz (“Mosita”), quien era ama de casa.

El cuerpo fue incinerado y las cenizas se depositaron en una cripta de la iglesia de Nuestra Señora de Yucatán (colonia Yucatán).

Se oficiará una misa por el eterno descanso de su alma en la iglesia de los Sagrados Corazones de Jesús y María (colonia México) hoy a las 7:30 de la noche.

Le sobreviven sus hijos Mary Elena, Aída Rosa de Sánchez, Magally de Jiménez y José Amílcar; hijos políticos Ramón Sánchez Hernández, Samuel Jiménez Santillán, Ninfa Talavera May, Ana María Pérez Castillo y Gabriela Escamilla Saavedra; hermanas María Isabel, Concepción y Ana María; hermanos políticos Jorge Reyes Esquivel y Luis González Martínez; nietos Sánchez Escalante, Castro Escalante, Jiménez Escalante, Escalante Talavera, Escalante Pérez y Escalante Escamilla; sobrinos y demás familiares.

 

Guiadora pierde el control del auto para no colisionar

A puerta cerrada