Salud e innovación

La hemofilia se clasifica en leve, moderada y grave

jueves, 14 de abril de 2022 · 01:30

El daño irreversible a las articulaciones es uno de los motivos de preocupación en los casos de hemofilia, pues cuando no son tratados esto puede derivar en lesiones que se vuelven incapacitantes y afectan la calidad de vida de los pacientes.

La hemofilia es considerada una enfermedad rara debido a su baja frecuencia, pues se estima que de la tipo A se presenta un caso en cada 10 mil recién nacidos varones, y en la tipo B, un caso en cada 30 mil a 50 mil neonatos hombres.

El 17 de abril se conmemora el Día Mundial de la Hemofilia, un padecimiento que es necesario de controlar con profilaxis, pero no todos los pacientes tienen acceso a este tratamiento.

El médico cirujano y gerente médico para hemofilia en Takeda, Rodolfo Manuel Guajardo Moguel, puntualiza que la hemofilia es un trastorno crónico de la coagulación sanguínea, en el que la sangre no coagula de forma adecuada debido a la deficiencia heredada del factor VIII en el caso de la hemofilia tipo A, o el factor IX en lo que refiere al tipo B.

Explica que esto es causado por una mutación en el gen responsable de la “fabricación” de factores de la coagulación, siendo que los genes para estos factores se hallan en el cromosoma X.

Esto significa que las mujeres son las portadoras de la enfermedad y la transmiten a los hijos varones.

Cuando la madre es portadora, hay 50% de posibilidades de que el hijo varón desarrolle la enfermedad.

Si el padre es quien tiene hemofilia, los varones no tendrán el padecimiento, pero las hijas serán portadoras.

Sin embargo, en 30% de los casos los pacientes no tienen historia familiar de hemofilia, de manera que se toma como una mutación nueva.

Guajardo Moguel detalla que en el 80% de los casos los pacientes padecen hemofilia tipo A.

El padecimiento se clasifica en leve, moderado y grave. En el primer caso, los síntomas hemorrágicos ocurren después de una lesión grave, trauma o cirugía, y también puede ocurrir una hemorragia posparto.

Cuando se trata de casos moderados, los sangrados tienen lugar después de lesiones, pero pueden ser espontáneos.

En los casos graves, los sangrados ocurren después de lesiones y de forma espontánea sin causa aparente, afectando articulaciones y músculos

Más de la mitad de los casos de hemofilia son del tipo grave.

Guajardo Moguel indica que el daño que los sangrados causan a articulaciones y músculos causa mucho dolor, es incapacitante y limita la movilidad. Esto se puede observar en los casos graves desde la etapa de gateo del bebé, lo cual puede llevar a la inmovilidad de la rodilla. Si no se cuida, sobre todo en los casos frecuentes, puede ocasionar un daño irreversible y ocasionar deformidad e incapacidad.— IRIS CEBALLOS ALVARADO

Otras Noticias