Recomendada

¿Trabajas en el turno nocturno? Cómo afecta tu salud y qué hacer para prevenir riesgos

Estas son algunas recomendaciones para "sobrevivir" al turno nocturno.
jueves, 21 de abril de 2022 · 22:17

Además del cansancio durante el día, trabajar un turno nocturno puede traer graves riesgos a la salud, como es el padecer diabetes, enfermedades cardíacas y obesidad. La razón principal, según varios estudios al respecto, tiene relación con las horas de sueño que el cuerpo humano debe sumar para un sano rendimiento; sin embargo, la comida también tiene influencia en la manera en que se logra dormir de manera sana.

Así lo afirma un ensayo clínico apoyado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, citado por Europa Press, que descubrió que consumir alimentos durante la noche, aún cuando el cuerpo está activo por el turno laboral nocturno, puede aumentar los niveles de glucosa que causan complicaciones en la salud. 

Entre los resultados de este estudio destaca que una de las formas de prevenir los riesgos en la salud consiste en ingerir la mayor cantidad de comidas en el día y evitar comer durante la noche. 

¿Cómo afecta tu salud si trabajas de noche?

El estudio responde a uno de los principales problemas de salud en Estados Unidos, que podría tener efecto también en México, donde trabajadores como reponedores de alimentos, trabajadores de hoteles, conductores de camiones, personal de primeros auxilios y otros, realizan turnos nocturnos; ya sea de forma permanente o rotativos.

En la investigación participaron 19 jóvenes sanos ( (siete mujeres y 12 hombres), quienes tuvieron una rutina de preacondicionamiento y asignados aleatoriamente a un protocolo de laboratorio controlado de 14 días que incluía condiciones de trabajo nocturno simuladas con uno de los dos horarios de comidas. 

A uno de los grupos se le asignó un horario de comidas típico de los trabajadores nocturnos, mientras el otro grupo comió durante todo el día. 

"A continuación, evaluaron los efectos de estos horarios de comida en sus ritmos circadianos internos. Éste es el proceso interno que regula no sólo el ciclo de sueño y vigilia, sino también el ciclo de 24 horas de prácticamente todos los aspectos de las funciones corporales, incluido el metabolismo", señala el estudio. 

Con lo anterior se reveló que "los niveles medios de glucosa de los que comían por la noche aumentaban un 6.4% durante el trabajo nocturno simulado, mientras que los que comían durante el día no mostraban aumentos significativos".

¿Por qué la comida influye en el turno nocturno?

Para los investigadores, este tipo de trabajo crea un desajuste en circadiano; es decir, el llamado "reloj" circadiano central (situado en el hipotálamo del cerebro) y los ciclos de sueño/vigilia, luz/oscuridad y ayuno/comida del comportamiento, pueden influir en los "relojes" periféricos de todo el cuerpo.

Esto significa que nuestro cuerpo sigue trabajando de manera "normal" durante el día, a pesar de que el turno laboral se realice durante la noche, por lo que la ingesta de comida durante el turno nocturno no es necesario, en el entendido de que el cuerpo entra en una etapa de vigilia en este periodo. Lo anterior no resta el hecho de mantenerse hidratado para mantener el cerebro activo en sus funciones. 

Cabe aclarar que el estudio no es concluyente, pues solo se enfoca en cómo la alimentación afecta la salud al trabajar durante la noche, pero no habla de los aspectos sobre las horas de sueño como factor importante para mantener un cuerpo y rutina sana. 

Recomendaciones para "sobrevivir" el turno nocturno

Elena Pérez, a través del blog Enfermera Nómada, ofrece algunos consejos para los colegas que enfrentan el turno nocturno durante largas temporadas, como por ejemplo la pandemia de Covid-19 que llevó a los trabajadores de la salud a laborar sin descanso. 

Entre las recomendaciones destaca:

  • Dormir como prioridad. Y es que las horas de sueño, aún espaciadas, deben sumar seis a ocho horas de sueño. Es común que al terminar una jornada laboral puedas sentir que todavía tienes energía, por lo que recomienda darse una ducha de agua caliente  -o tibia- (que relaja los músculos) e irse inmediatamente a la cama. 
  • Mantener la hidratación. Esto hace que el cerebro continúe activo. Se puede beber agua simple, jugos, tés e incluso café, pero será necesario que éste no se ingiera cuando la hora de salida del turno está cerca, pues los efectos pueden ser prolongados y contraproducentes. 
  • Mantenerse activo. Al igual que comer sano, se recomienda realizar al menos 20 minutos de ejercicio diario, a fin de mantener activo y sano el cuerpo. 
  • Aprovechar las horas de luz solar. Aunque resulte tentador dormir hasta el mediodía, se recomienda tomar baños de sol, pues la falta de luz solar puede causar osteomalacia, pérdida de memoria, ansiedad, depresión. Los rayos solares proporcionan vitamina D que el cuerpo necesita. 



 

Más de

Otras Noticias