Salud

Por cáncer 7,000 hombres mueren al año en México

10/6/2022 · 01:30

El estigma respecto a la realización de los estudios para detectar el cáncer de próstata, los mitos acerca de que esto afectará su sexualidad y creer que no hay nada qué hacer cuando el cáncer se presenta, hace que un importante porcentaje de los pacientes llegue al médico cuando la enfermedad ya está en etapa metastásica.

Así lo manifiesta el oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología, Miguel Ángel Álvarez Avitia, quien ayer participó en una conferencia sobre este padecimiento, en el marco del Día Mundial del Cáncer de Próstata, que se conmemora mañana 11 de junio.

Precisa que 7,000 hombres mueren al año en México a causa de esta enfermedad, pues el cáncer de próstata representa el 3% del total de las neoplasias en los mexicanos. De forma tal que cada año se diagnostica con este mal a 14,500 hombres. Cerca del 60% de los casos se presentan en edad avanzada, y casi 40% con metástasis.

Álvarez Avitia explica que uno de los principales factores de riesgo para padecer esta enfermedad es la edad, pues los problemas del envejecimiento pueden ocasionar inflamación crónica de la próstata, lo que a su vez causa un daño genético a las células prostáticas, por lo que se presenta una desregulación que genera cambios genéticos que permiten a las células diseminarse en varios órganos, principalmente el hueso.

Sobre la sintomatología, apunta que la mayor parte de los síntomas tiene que ver con los signos obstructivos, es decir, la disminución del chorro urinario, que en ocasiones se piensa que es una cuestión de la edad, y como el padecimiento no causa dolor, las personas no le dan importancia. El dolor puede presentarse, pero ocurre cuando el cáncer ya está en una etapa avanzada y generalmente ya afectó otros órganos.

La afectación puede ser, por ejemplo, a la sección medular de la espalda, por lo que incluso hay pacientes que pueden presentar inmovilidad en las piernas o parálisis completa.

La recomendación es realizarse una prueba de antígeno prostático a partir de los 46 años, y también es importante acudir con un urólogo para la revisión de tacto rectal, con la que se puede percibir si la próstata está pétrea y dura, lo que significa que algo no está bien, y acorde a las condiciones el médico determinará si es necesario hacer una biopsia o no, lo que puede salvar la vida.

El especialista Álvarez Avitia puntualiza que la edad promedio de diagnóstico es de 65 a 75 años.

Este padecimiento también puede presentarse en el curso de la década de los 40 años, razón por la que la realización del estudio desde los 45 años es primordial para una detección temprana

Señala que el tratamiento del padecimiento puede ser sencillo cuando se detecta en etapas tempranas, pues el manejo es con maniobras terapéuticas de radioterapia o se quita próstata, con lo que el hombre sigue preservando la función sexual y el control de esfínteres.

Cuando el cáncer ya invadió otras partes, como los ganglios, los pacientes son candidatos a radiación y bloqueo hormonal, es decir, a quitar la testosterona que es la “gasolina” para que el tumor siga creciendo.

Si la detección es en etapa metastásica y el tumor ya invadió otros órganos, el principal manejo es hacer una castración, quitar la testosterona quirúrgicamente o con medicamentos.— IRIS MARGARITA CEBALLOS ALVARADO

Otras Noticias