Salud

El calor eleva los contagios de rabia

Comportamiento es clave para la detección de rabia
martes, 7 de junio de 2022 · 01:30

La rabia es una enfermedad mortal, por lo que es importante que ante cualquier señal de su presencia en nuestras mascotas acudamos con un médico veterinario.

“Los principales síntomas tienen que ver con el cambio de comportamiento. Aquí lo importante sería saber cómo se comporta el animal”, apuntó el investigador Jorge Francisco Monroy López.

¿Cuáles son susceptibles? Todos los de sangre caliente, hasta las aves se pueden enfermar, aunque no pueden transmitir la rabia. Los carnívoros son los principales transmisores; si alguien tiene como animal de compañía a un carnívoro —esto incluye a los gatos— es importante llevarlo a vacunar.

La enfermedad puede presentarse de dos maneras: en una, que se conoce como rabia paralítica o pasiva, los animales se quedan tristes, echados y casi se dejan morir; la otra, la más conocida, es la agresiva. Algunos animales presentan ambos cuadros clínicos.

Agresividad

El cuadro clínico agresivo es muy característico porque el perro agrede, no lo hace gratuitamente, pero está muy irascible. Justamente por eso se llama rabia, se enojan con mucha facilidad, se notan cambios en la mirada —se empieza a ver perdida, y de hecho las pupilas se ven de diferente tamaño—, el animal está hipersensible a todo el ambiente.

Sufre algo que se conoce como hiperestesia, si lo tocan le duele y brinca; también hiperacusia, si oye ruidos fuertes reacciona; fotofobia, si recibe luz huye, procuran estar en lugares encerrados, oscuros, alejados de todo. Ocurre una parálisis de los músculos de la deglución y no pueden beber agua, no pueden pasarla y empiezan a babear, se genera mucha espuma porque están resecos y no pueden siquiera tragar su saliva.

Monroy López añadió que conforme avanza el cuadro de la enfermedad, los animales rabiosos “pierden por completo la noción de quiénes son, quiénes son sus seres queridos. Pueden agredir sin compasión a su propio dueño. Finalmente se quedan quietos, temblando y mueren, normalmente de un paro cardiorrespiratorio.

“Se presentan más casos de rabia en la temporada de calor”, explicó Monroy López, sin embargo, estos no están relacionados con las altas temperaturas sino con los ciclos de reproducción propios de los perros.

“Se pueden presentar en cualquier época del año. Se vacuna en época de calor porque el virus tiene mayor posibilidad de contagiarse cuando los perros están juntos. A mayor luz solar, de forma natural, los perros y muchas otras especies tienen su ciclo reproductivo porque es buena época, en cuanto a clima y demás, para que nazcan sus cachorros. En términos de presentaciones de ciclo estral ocurre justamente en la época que empieza el calor en primavera”, expresó el investigador.

El especialista insistió “en la importancia de no solo llevar a los perros a vacunar, siempre debemos seguir la asesoría de un médico veterinario cuando se tenga cualquier tipo de animal —serpientes, tortugas, aves, perros, gatos, caballos, animales de producción, etcétera—. Hay muchas cosas de las cuales debemos protegernos y es bueno tener una convivencia sana con nuestras mascotas, para que ellas estén bien y nosotros también para darles una vida larga y provechosa”.

Otras Noticias