Salud

Vacunar a perros y gatos, crucial

Canes, principales transmisores de la rabia en el mundo
martes, 7 de junio de 2022 · 00:00

“Es muy importante que perros y gatos estén vacunados, por lo que los propietarios y responsables de estas y otras especies animales deben acudir al veterinario para asesorarse respecto de las vacunas y demás medidas de prevención contra la rabia”, expresó Jorge Francisco Monroy López, del departamento de Medicina preventiva y salud pública de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM.

“La rabia es una enfermedad viral que se transmite por contacto directo de la saliva de animales portadores con heridas recién abiertas en la piel de infinidad de especies. Prácticamente todos los animales de sangre caliente podemos padecer la rabia, aunque no necesariamente todos la podemos transmitir”, comentó Monroy López, profesor de tiempo completo de la Facultad de Medicina.

“La transmisión se da principalmente a partir de animales carnívoros y de murciélagos, que son reservorios importantes porque son muy resistentes a la rabia, y prácticamente los únicos responsables de transmitir esta enfermedad al ser humano. La rabia es una zoonosis viral”, añadió el especialista.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) notificó en abril pasado que un hombre de 41 años, quien residía en el municipio de El Salto, Jalisco, falleció como consecuencia del virus de la rabia, que le fue transmitido por la mordida de un murciélago hematófago. Fue el primer caso fatal de esta enfermedad en más de una década.

Estos números subrayan, señaló Monroy López, la importancia de los programas de vacunación en México y el reconocimiento que en 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio al país como el primero en erradicar la rabia transmitida por perros como un problema de salud pública.

“El perro es el principal transmisor de la rabia en todo el mundo. Históricamente, en México la rabia alcanzó índices muy elevados, llegamos a tener 80 o 90 casos en humanos al año; todavía en las décadas de 1970 y 1980 teníamos esos números. Sin embargo, gracias al esfuerzo de muchos colegas y de muchas personas del sector salud se llevó aL cabo un esfuerzo muy importante de campañas de vacunación antirrábica”, comentó el investigador.

“Los casos que se presentan —como el de Jalisco en abril— son por mordedura de murciélago hematófago, aunque a veces son de otras especies, como zorrillos y mapaches, animales que también se enferman y transmiten el virus, pero como no tenemos tanto contacto con ellos, el riesgo es mucho menor; ahí se da, no solo porque los animales tienen rabia, sino porque ocurre en sitios muy alejados de los servicios médicos. No reciben una atención oportuna después de recibir una agresión”, agregó.

 

Otras Noticias