Salud

Aumentan casos de leucemias en México

Mayormente se diagnostican en etapas avanzadas
viernes, 1 de julio de 2022 · 01:30

El hematólogo Gilberto Barranco Lampón comparte que la leucemia mieloide aguda y la linfocítica crónica son dos de las neoplasias hematológicas más importantes, pues la primera es muy agresiva y frecuente en México, y la segunda, aunque no siempre es agresiva, requiere tratamiento en la mayoría de los casos.

Aunque la incidencia de ambas enfermedades no es tan alta en México como en Estados Unidos, por ejemplo, hay preocupación porque existe un ligero aumento de casos cada año.

Este año Mérida es sede del Congreso de Hematología, que reúne a unos 100 especialistas de todo el país.

Barranco Lampón, quien participa en el evento, manifiesta que la leucemia mieloide aguda es un cáncer agresivo que se presenta mayormente en personas adultas, siendo 60 años el promedio de edad a nivel mundial en el que aparece, sin embargo, en México suele verse en personas de entre 40 y 50 años.

“No es un padecimiento exclusivo de los adultos, pues los niños también la pueden llegar a padecer, pero es raro”, indica el médico.

Señala que la enfermedad se presenta de forma súbita: “El paciente se siente bien y está normal hasta un mes antes de que comiencen los síntomas, los cuales son cansancio, sangrados, moretones e inflamación de los ganglios y, en algunos tipos de leucemia, de las encías”.

Cuando aparece toda la sintomatología, los pacientes acuden al médico o a los servicios de urgencia, luego se les realiza el estudio de sangre de biometría hemática y posteriormente un hematólogo realiza estudios más dirigidos, como el de médula ósea.

Barranco Lampón explica que la quimioterapia suele darse como tratamiento para esta enfermedad en pacientes menores de 60 años sin comorbilidades significativas, y cuando no se da, se usan otras terapias como combinaciones de agentes inhibidores de la proteína que ayuda a las células malignas a reproducirse.

El porcentaje de pacientes que logra una curación es relativamente bajo, pero se espera que con los nuevos tratamientos mejore.

En cuanto a la leucemia linfocítica crónica, Barranco Lampón puntualiza que es un cáncer de los linfocitos, las células B, las que por lo regular se encargan de producir los anticuerpos que defienden al organismo.

Es un cáncer indolente, que no produce síntomas, razón por la que muchas veces se diagnostica cuando ya pasaron varios años de que la persona la padece.

El diagnóstico suele darse en edades avanzadas entre los 67 y 72 años.

Cuando el paciente presenta síntomas, estos suelen ser fiebre, pérdida de peso, sudoraciones nocturnas, cansancio y crecimientos ganglionares.

Es posible que el paciente no requiera tratamiento al inicio, pero debe seguir bajo la evaluación del médico hematólogo, quien deberá determinar el momento ideal para iniciar la terapia, que suele ser la inmunoquimioterapia, la cual brinda mejores resultados y tiene menos toxicidad que la quimioterapia.— IRIS MARGARITA CEBALLOS ALVARADO