Salud

Científicos profundizan en pluripotencia de genes

Influyen durante la diferenciación en el embrión
16/7/2022 · 01:30

MADRID (EFE).— Los genes que hacen que una célula sea pluripotente y que tenga la capacidad de convertirse en cualquier otro tipo de célula durante la etapa embrionaria son los mismos que tutelan el proceso posterior por el que las células eligen cuál será su identidad celular y la de sus descendientes.

Lo comprobó un equipo de investigadores liderado por el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, el centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Centro Nacional de Investigaciones. Los resultados de su trabajo se publicaron ayer en “Science Advances”.

Tras la fecundación se genera el cigoto, una única célula a partir de la cual se desarrolla un organismo completo; en las primeras divisiones las células son equivalentes, tienen una gran capacidad de proliferar y una plasticidad que les permitirá crecer células tan diferentes como una neurona o una célula hepática.

El CSIC informó en una nota difundida ayer que esa potencia se va perdiendo progresivamente a lo largo del desarrollo embrionario, ya que las células toman decisiones de linaje y se diferencian.

“Hasta ahora se pensaba que esos genes solo hacían a la célula pluripotente, pero vimos que también influyen en el siguiente proceso, el de diferenciación”, señaló el investigador del CSIC Miguel Manzanares, del Centro de Biología Molecular.

Y precisó que tras la implantación en el útero, el embrión realiza un proceso que se llama “gastrulación”, en el que las células eligen su destino dentro del cuerpo, momento en el que deja de existir la pluripotencia como tal.

“Sin embargo, la expresión de los factores de pluripotencia continúa un poco más en el tiempo y nuestro objetivo es comprender por qué estos factores continúan expresándose y cuál es su función más allá de la pluripotencia”, señaló el investigador.

La capacidad de generar cualquier tipo de célula se mantiene en el embrión gracias a la acción de los llamados “factores de pluripotencia”, que solo se expresan en las primeras fases del desarrollo, mientras que en un organismo adulto están “apagados”, explicó el CSIC.

Esta investigación se centró en uno de esos “factores” (el OCT4), y para estudiar en detalle este proceso, los investigadores caracterizaron tanto “in vivo” como “in vitro” cómo influye ese factor en la regulación de los genes llamados “Hox”, que son los encargados de dar identidad a las células del eje anteroposterior del embrión.

Otras Noticias