Salud

Nueva forma para tratar la leucemia linfática crónica

viernes, 5 de agosto de 2022 · 01:30

Como damos cuenta en la portada, gracias que se completó el mapa de los cambios genéticos en la leucemia linfática crónica (LLC), la más frecuente en el mundo occidental, se tendrá una mejor comprensión de la enfermedad que puede conducir a pronósticos más precisos para los pacientes, diagnósticos mejorados y desarrollo de nuevos tratamientos.

“El objetivo de este estudio ha sido proporcionar un catálogo prácticamente completo de todas las alteraciones genómicas que causan la LLC y sus subtipos moleculares. Ha sido un esfuerzo inmenso de un gran equipo internacional que analizó el genoma de más de 1,000 pacientes utilizando nuevas herramientas bioinformáticas durante más de 4 años”, remarcó el coautor principal del estudio y jefe del grupo de Patología molecular de las neoplasias linfoides del IDIBAPS, Elias Campos.

Para construir el mapa de la LLC, los investigadores analizaron las variaciones en las secuencias genéticas, los patrones de expresión génica y las modificaciones químicas del ADN (datos genómicos, transcriptómicos y epigenómicos) de 1,148 pacientes.

En el estudio se identificaron 202 genes (109 de los cuales eran nuevos) que, cuando están mutados, pueden conducir a la aparición y progresión de la enfermedad. También se perfeccionó la caracterización de los subtipos de esta leucemia, que se diferencian en sus características genómicas y su evolución clínica.

“Más allá de las secuencias genéticas, los patrones de expresión de ciertos genes nos han permitido realizar una subcategorización de la enfermedad, que proporciona información pronóstica muy valiosa”, detalló el coautor principal del estudio e investigador del Instituto Universitario de Oncología de la Universidad de Oviedo (norte de España) y del Ciberonc, Xose S. Puente.

Predicción

Los resultados clínicos de los pacientes se asociaron a las características genómicas, transcriptómicas y epigenómicas de su tumor, por lo que la integración de estos datos predeciría la probabilidad de un paciente de tener una enfermedad muy indolente durante muchos años, experimentar una remisión después del tratamiento o la posibilidad de que su leucemia sea más agresiva y requiera nuevos tratamientos.

Los resultados de este estudio pueden tener un importante impacto en la práctica clínica, ya que “el nuevo mapa permitirá comparar las características genómicas de los nuevos pacientes con los datos de pacientes con perfiles genéticos similares y conocer cuál ha sido su evolución y respuesta a los tratamientos“, añadió el coautor principal del estudio y jefe del grupo Epigenómica biomédica del IDIBAPS, Iñaki Martín-Subero.

 

Otras Noticias