in

¡A comer de todo para evitar enfermedades!

Una dieta basada solo en vegetales podría estar vinculada a un riesgo de accidentes cerebrovasculares

Estudio refuerza las ventajas de la dieta balanceada

Las dietas veganas y vegetarianas reducen el riesgo de sufrir enfermedades coronarias, pero aumentan el de accidentes cerebrovasculares (ACV), según reveló un estudio de gran alcance difundido por la BBC.

En la investigación, publicada en el British Medical Journal, participaron 48.000 personas durante 18 años.

Los veganos y vegetarianos tuvieron 10 casos menos de enfermedades coronarias cada 1.000 personas, en comparación con personas que consumían carne, pero tres casos más de accidentes cerebrovasculares.

Los expertos en nutrición involucrados señalaron que, más allá de la dieta que cada uno elija seguir, comer una gran variedad de alimentos es lo mejor para garantizar una buena salud.

Los investigadores analizaron datos del estudio EPIC-Oxford, el mayor proyecto de investigación a largo plazo centrado en la dieta y la salud. La mitad de los participantes, reclutados entre 1993 y 2001, eran consumidores de carne, 16,000 eran vegetarianos o veganos, y 7,500 se describían como “pescetarianos” (vegetarianos que comen pescado).

Cuando se sumaron al estudio les preguntaron por su dieta, y luego les volvieron a hacer estas preguntas en 2010. El historial médico, si fumaban o no y la actividad física también fueron factores a tomar en cuenta.

En total, hubo 2,820 casos de enfermedades coronarias y 1,072 de accidentes cerebrovasculares, incluyendo 300 accidentes cerebrovasculares hemorrágicos, que ocurren cuando una arteria debilitada explota y comienza a sangrar en el cerebro.

El análisis reveló que los “pescetarianos” tenían un 13% menos de riesgo de sufrir enfermedad coronaria que los consumidores de carne, mientras que los vegetarianos y veganos tenían un 22% menos de riesgo.

Sin embargo, aquellos que seguían una dieta basada en vegetales tenían un 20% más de riesgo de desarrollar accidentes cerebrovasculares.

No obstante, los investigadores indican que también es posible que el vínculo no esté relacionado con la dieta, sino con otros aspectos del estilo de vida de cada uno.

¿Entonces este estudio muestra entonces que las dietas veganas y vegetarianas son poco saludables? Frankie Phillips, doctora de la Asociación Dietética Británica considera que no, porque este es un estudio observacional.

“Se observó qué comían los participantes y los siguieron durante años, por eso es una asociación, no un vínculo de causa-efecto”, dice.

El mensaje, para todos, es que tiene sentido seguir una dieta bien planificada y comer una variedad de alimentos, en vez de solo encasillarse con un tipo.

La Real Academia de Medicina de Bélgica hizo pública la recomendación de que los menores, las embarazadas y las madres que dan el pecho no sigan una dieta vegana.

“Esta alimentación restrictiva genera carencias inevitables y requiere una vigilancia continua de los niños para evitar deficiencias y retraso en el crecimiento a menudo irreversibles”, aseguraron en un comunicado emitido el 14 de mayo.

La institución se posicionó sobre este asunto a raíz de una petición de Bernard De Vos, delegado para los derechos del niño en Bélgica.

Centenares de personas evacuadas por los incendios en Australia

Cartón de Tony: Preparen su cochinito