in

Barreras contra la infección

En niños es frecuente la enfermedad de garganta

Acciones sencillas previenen en los niños el contagio

Para reducir el riesgo de contagio de enfermedades respiratorias bastan algunas acciones sencillas, como lavarse las manos de manera frecuente con agua y jabón, sobre todo antes de comer, después de ir al baño y, en el caso de los niños, al terminar de jugar, y cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar.

Asimismo, se deben beber abundantes líquidos, recomienda Norma Angélica Quintana Ruiz, jefa de Otorrinolaringología Pediátrica del Centro Médico Nacional “La Raza” del IMSS.

La especialista recuerda que los males de garganta son algunos de los más comunes en niños de edad escolar.

Por esa razón, los adultos deben advertirles que no compartan con sus compañeros artículos personales, como botellas de agua, tazas y cubiertos.

Además, en casa se les debe ofrecer una alimentación balanceada que incluya frutas y verduras, pues éstas tienen nutrientes que fortalecen el sistema inmune.

La enfermedad de garganta es causada por infecciones virales y bacterianas o por un factor agresor, apunta la especialista, según le cita un comunicado del IMSS.

Es más frecuente en niños y adolescentes de cinco a 15 años, por lo general en invierno y al inicio de la primavera. Los cambios bruscos de temperatura pueden favorecer su aparición.

Los síntomas incluyen dolor al tragar, calentura, tos, dolor de cabeza y fatiga.

Cartón de Tony: TeCnócrata cuando le conviene

Inerme ante mafia