in

Aclarará dudas del Transhumanismo

dd

Hoy, el experto Héctor Velázquez impartirá charla

La ciencia aplicada al campo de la medicina con fines curativos o terapéuticos es admirable y plausible hasta que esta ciencia trasciende al terreno de la modificación genética, donde ya no se cura: simplemente se predispone a los seres humanos no solo a no desarrollar ciertos padecimientos sino que los provee de cualidades más allá de su propia naturaleza, ahí es donde el Transhumanismo entra en un conflicto ético.

El Transhumanismo, que apoya un cambio de la esencia humana por medio de mejoramientos biotecnológicos como un modo de acelerar el proceso evolutivo humano es el tema que abordará esta noche en la Universidad Marista de Mérida, el Dr. Héctor Velázquez Fernández, especialista en la materia, autor de numerosos artículos y publicaciones donde aborda desde una perspectiva filosófica esta manera de aplicar la ciencia y la tecnología en humanos.

El Dr. Velázquez Fernández, en entrevista con el Diario, explicó que esta conferencia abre un espacio de análisis y reflexión en torno al Transhumanismo para valorar los alcances que este ha logrado en su desarrollo y las perspectivas que ofrece en materia biogenética, donde ya no solo se trata de remediar sino de prevenir e incluso modificar el genoma humano para crear una especie más evolucionada.

En uno de sus artículos el especialista refiere que los avances técnicos y la febril industria futurista despertó una ruta en la que la idea de progreso del siglo XIX no había reparado lo suficiente: la posibilidad de intervenir biotecnológicamente para llevar al cabo las modificaciones estructurales que nos permitieran ser los humanos que nuestra imaginación aventurara.

Se trata de implementar perfeccionamientos individuales, no de grupo o colectivas, sino “on demand”, diseñadas para cada organismo, de acuerdo con sus potencialidades y necesidades. Esto, bajo el supuesto de que no solo habría una obligación moral de parte de los individuos que ahora, gracias a la tecnología serían capaces de transformar las condiciones físicas y biológicas del hombre actual sino que además se trataría de una verdadera necesidad.

Consideran preciso actuar, dadas las circunstancias de indefensión sanitaria, pandemias y males de diverso orden que hacen de la carencia física un factor de remarcada inferioridad humana frente a las condiciones del ambiente.

Proceso evolutivo

La idea es que el ser humano tome sobre sí el control de sus propios procesos evolutivos, y deje en el pasado la idea de que la evolución natural haría surgir por sí misma después de varios millones de años nuevas capacidades, más eficaces y competitivas para sobrevivir en el entorno. La propuesta transhumanista pretende acelerar ese proceso evolutivo añadiendo un componente no existente en la evolución de las especies: la elección del objetivo evolutivo humano.

La conferencia dará inicio a las 20:30 horas en las salas de usos múltiples de la Universidad Marista.— Emanuel Rincón Becerra

Antecedentes

En la década de los años 80, los inicios de la nanotecnología, la biología molecular y la cibercultura anticipaban qué alteraciones se podrían intentar en la naturaleza humana en el futuro.

Exploración

Los años 90 vieron aparecer numerosos movimientos proponiendo rutas más definidas para que la investigación científica explorara la modificación del ser humano.

Síguenos en Google Noticias

Condiciones climáticas impiden atraque en Cozumel de polémico crucero

Quieren salvar vidas