in

Baja autoestima y atracones afectan la salud mental 

Foto: Megamedia

A un “paso” de más trastornos

La obesidad puede llevar a trastornos mentales y por compensar la ansiedad se come más, se disparan los atracones, incrementa el peso, hay problemas de autoestima y de depresión, se sigue comiendo más y así continúa el ciclo.

Tal como publicamos en la primera página de esta sección, exponer el tema de la asociación de la obesidad con la psiquiatría, según el médico Mauricio Leija Esparza, ayuda a que las autoridades lo pongan en el centro de las políticas de salud y se genere un cambio “que tomaría un tiempo, porque tiene que ver con pautas culturales”.

Sin embargo, las políticas públicas también deben apuntar a la divulgación y desmitificación de la psiquiatría, especialmente infantil, para eliminar estigmas y que la gente “se dé cuenta que no tiene que estar loco para ir”.

En México 34.4% de los niños y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad, lo que sitúa a los mexicanos en primer lugar mundial en obesidad infantil. Pero pese a las estadísticas, el tema “pareciera que no es prioridad” en campos como la salud mental, dijo el psiquiatra.

Leija advirtió que si se mantiene en México la alta prevalencia de sobrepeso y obesidad en población infantil, en los próximos años se podrá elevar el número de casos de niños y adolescentes con trastornos mentales.

Considera que la obesidad infantil es “una bomba de tiempo” que podría explotar y salirse de las manos de las autoridades de salud.— EFE

Atracón

El trastorno de apetito desenfrenado es un trastorno grave de la alimentación en el que sueles consumir cantidades extraordinariamente grandes de alimentos y te sientes incapaz de parar de comer.

Algo “normal”

Para algunas personas comer de manera excesiva con la sensación de que se pierde el control, algo que se vuelve habitual, es un trastorno.

La SIP condena actos de censura en Venezuela 

David Mier y Terán: por el oro en Lima y a seguir soñando