in

¿Cáncer por el talco?

Desde la década de 1980

Un estudio actual pone en duda el vínculo de antaño

Una gran cantidad de demandas y un largo debate lleva arrastrando la teoría de si el talco utilizado ampliamente para bebés, y también por mujeres en el área genital, juega algún papel clave en el desarrollo de algunos tipos de cáncer.

Ahora, un nuevo análisis llevado a cabo por investigadores del gobierno de EE. UU. del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental con datos de más de 250,000 mujeres (252,745 exactamente y con una edad promedio de 57 años) no ha encontrado ningún vínculo, pero los autores recomiendan precaución ya que el estudio podría no ser lo suficientemente grande y concluso.

Durante décadas, algunas mujeres han utilizado el polvo de talco para la higiene genital para absorber el olor y la humedad, ya sea mediante la aplicación directa o mediante ropa interior, toallas sanitarias, tampones o diafragmas.

La práctica es más común entre las generaciones mayores que las jóvenes, pero su uso se ha vuelto controvertido debido a los posibles riesgos de cáncer.

Sin embargo, en el reciente estudio, los científicos no encontraron evidencia de que el talco fuera peligroso cuando se usaba como producto de higiene femenina.

Y es probable, que tras la publicación de este estudio en la revista “Journal of the American Medical Association” (JAMA), la compañía farmacéutica Johnson & Johnson que en los últimos años se ha visto obligada a pagar miles de millones de euros en compensación por las mujeres que afirman haber desarrollado cáncer de ovario tras usar Johnson's Baby Powder, aproveche para apelar cada una de las sentencias judiciales en su contra.

De las 252.745 mujeres estadounidenses objeto de estudio, el 38% afirmó que usaba polvo de talco en su área genital; el 10% dijo que lo hizo durante al menos 20 años y el 22% expuso que lo usaba al menos una vez a la semana.

Después de aproximadamente 11 años, 2,168 habían desarrollado cáncer de ovario: 61 casos por cada 100,000 personas al año entre aquellos que alguna vez usaron talco alrededor de sus áreas genitales y 55 casos por cada 100,000 personas al año entre aquellas que no lo hicieron.

El estudio dice que existe una posible asociación entre el polvo y el cáncer de ovario entre las mujeres que no tenían antecedentes de histerectomía o ligadura de trompas, pero este “hallazgo debe considerarse solo exploratorio y generador de hipótesis”.

Limitaciones

El talco es un mineral que a veces se encuentra naturalmente en áreas que también contienen asbesto (también conocido como amianto) y el asbesto es una sustancia cancerígena conocida.

Información general

El uso de polvo de talco también se ha relacionado con otros tipos de cáncer, como el mesotelioma.

Síguenos en Google Noticias

Acusado de corrupción un juez clave en el lío de las luminarias

Empiezan los preparativos para el Tianguis Turístico