in

Cirugías plásticas: el peligro de no salir con vida

El peligro en las cirugías plásticas abunda al acudir con un médico no certificado

MONTERREY (EL UNIVERSAL).- En los últimos cinco años, al menos cuatro mujeres que se realizaron cirugías plásticas para embellecer su cuerpo murieron por complicaciones o malas prácticas médicas.

El deceso más reciente ocurrió el pasado 15 de mayo, cuando un médico pediatra practicó una liposucción en la que perforó el intestino delgado de la paciente, lo que le ocasionó una peritonitis aguda y en pocas horas, la muerte.

De acuerdo con los datos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética en el país se realizaron en 2017 más de 520 mil cirugías plásticas.

Te puede interesar: Hombres recurren a las cirugías

El Colegio de Cirujanos Plásticos, Estéticos y Reconstructivos de Nuevo León detalla que el costo de una cirugía estética oscila entre 10 mil y 200 mil pesos; lo que convierte a esta rama de la medicina en una de las más lucrativas y campo fértil para la incursión de charlatanes sin preparación que no dan los resultados que prometen.

Luis Fernando Lira Menéndez, presidente del Colegio de Cirujanos, estima que por cada médico reconocido y certificado hay 10 que practican cirugías plásticas sin contar con las credenciales necesarias. “Hay hasta un técnico en laboratorio químico que realiza estos procedimientos, lo cual es delito de usurpación de profesión”.

“Sin querer ser agresivo, pero sí claro, la culpa la tienen los pacientes, porque van con alguien sabiendo que no es un cirujano apropiado que esté certificado; van a un lugar que no es un hospital y buscan precios demasiado económicos y se arriesgan a esas cosas“, estima.

Lira Menéndez explica que en Nuevo León hay unos 170 cirujanos plásticos certificados por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.

Usan materiales no permitidos

Detalla que la gente no profesional suele usar materiales como aceite comestible o de motor, silicones y sustancias no permitidos en la práctica.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las cirugías plásticas más solicitadas en México?

Francisco Javier Arreola Villarreal, subcomisionado Médico de la Coesamed, afirma que parte del problema son los pacientes, pues algunos cargan patologías dañinas.

“Nos topamos a veces con personas que tienen un perfil sicológico que se llama dismorfia, que nunca va a estar de acuerdo con su aspecto y hagan lo que hagan los cirujanos no van a dejarlos satisfechos“, explica.

Agrega que también hay pacientes que piensan que las quejas son como en Estados Unidos: al inconformarse obtendrán una buena indemnización.

“Pero los libros dicen claramente que en una liposucción hay 30% de posibilidades de que surja una complicación; es un procedimiento a ciegas donde vamos a hacer una incisión pequeña, a pasar una cánula en abanico y por ahí hay vasos sanguíneos que se pueden perforar, escaparse grasa al torrente sanguíneo y, donde tape, ahí habrá problemas. Eso está descrito en los libros, pero si se los dicen, no se operan“, explica Arreola.

Casos conocidos

El caso más famoso ocurrió el 20 de agosto de 1997, cuando la actriz y cantante Lucha Villa quedó en coma tras una liposucción. Aunque salió con vida, terminó con graves secuelas que la obligaron al retiro definitivo y dejar atrás una exitosa carrera artística de casi 40 años.

Te puede interesar: ¿Cómo evitar o tratar las estrías?

El 4 de abril de 2014, Martha Érika Valdez Páez, de 32 años murió por una tromboembolia durante una liposucción; practicada por el cirujano Víctor Mario Chavarín (certificado con el registro 1055). Hasta junio de 2017, el médico fue condenado a la reparación del daño por 452 mil pesos y suspensión de licencia por un año.

El 11 febrero de 2015, Karla Alejandra Quinto Morán, de 40 años, falleció durante una intervención para aumento de busto, liposucción y arreglo de glúteos. La familia desistió de presentar demanda contra el cirujano Gustavo Castillo Guzmán (con certificación 884).

El 13 de abril de 2015, durante una cirugía de rejuvenecimiento facial perdió la vida Enriqueta Reyna Sáenz por un “choque hipovolémico secundario a aneurisma“, sin responsabilidad para el galeno.

El más reciente

El caso más reciente ocurrió el 15 de mayo de 2019, cuando Karla Galván González, de 36 años, murió horas después de ser dada de alta, por el médico pediatra Francisco “S“. Un día antes le practicó una liposucción en una vivienda habilitada como consultorio de la cadena Esbelt Center Monterrey.

Te puede interesar: Mujer muere tras liposucción

Según la autopsia, la mujer murió a consecuencia de una peritonitis aguda secundaria, por una perforación del intestino delgado.

El pediatra fue presentado ante la Unidad de Delitos Culposos de la Fiscalía General de Justicia del estado y buscaba un acuerdo económico con familiares de la víctima.

Al respecto, Lira Menéndez admite que este incidente afectó a su gremio, pues mucha gente difirió o canceló cirugías programadas; sin embargo, aclara que toda intervención bien manejada tiene un riesgo cercano a cero, por debajo de .1% de complicaciones”.

“Sé que disculparme no es suficiente”: Rosselló acepta juicio político y renuncia a la reelección en 2020

Asesinan a un hombre en Tizimín, el homicida sería su suegro