in

Cómo evitar o tratar las estrías

Foto: Clinica medical
Foto: Clinica medical

Las estrías son un problema estético muy temido por las mujeres, principalmente las que aparecen en el abdomen. Esas líneas que marcan la piel afectan la estética y la autoestima de quien las tiene. Son cicatrices que pueden tratarse y prevenirse. ¿Quieres saber cómo?

Las estrías pueden padecerlas las adolescentes, las mujeres en período de gestación, las personas que engordan y adelgazan constantemente; las que se ejercitan de manera excesiva.

Sin lugar a dudas, las estrías surgen repentinamente y sorprenden. Sin embargo, es posible prevenirlas y tratarlas.

Las mujeres son las que más sufren con este problema, por causa de dos hormonas: la progesterona y el estrógeno, que son los villanos que causan la ruptura de las fibras de la piel, permitiendo la aparición de las estrías.

¿Por qué se “rompe” la piel?

La piel puede estirarse, pero hasta un cierto punto. Como todas las cosa en la vida, existe un límite: cuando la piel es estirada más de lo que puede soportar, se rompe. Esa ruptura es la estría.

Los hombres también pueden tener estrías, fundamentalmente en el abdomen y en los brazos. Esto sucede cuando engordan o cuando se ejercitan excesivamente, haciendo crecer los músculos.

Ante una piel excesivamente estirada, las estrías aparecen.

¿Cómo prevenir las estrías en el abdomen?

Las estrías surgen principalmente durante el embarazo, cuando la piel se va estirando, llegando a un límite de no soportar más ese estiramiento, que ocurre en un período corto de tiempo.

Igualmente ocurre ante un aumento de peso rápido. Existen también los factores genéticos, que juegan un papel importante. Ante eso,  cuidar la piel será la mejor prevención.

Reconocerlas para tratarlas

Si las estrías tienen un color rojizo o rosado, eso quiere decir que están en la etapa inicial. Es el momento de tratarlas, porque hay más posibilidades de hacerlas disminuir hasta casi desaparecer.

Cuando adquieren un color blanquecino, eso quiere decir que ya se han convertido en cicatrices porque el proceso inflamatorio ha finalizado. Es el momento más difícil para poder tratarlas porque ya están instaladas.

Hábitos importantes

Si se adquieren desde temprana edad hábitos saludables se estarán reduciendo las probabilidades de tener estrías en el futuro. Es muy importante que la piel sea hidratada diariamente, permitiendo de ese modo que aumente la elasticidad. Una buena crema corporal será muy benéfica.

Los masajes también adquieren vital importancia a la hora de intentar alejar las estrías, fundamentalmente durante el embarazo, cuando las futuras mamás reciben la indicación de masajear suavemente la panza y los senos con el producto adecuado para su piel y su estado.

El exceso de sol ayuda a resecar la piel y, en consecuencia, es el responsable por la aparición de estrías. Los rayos ultravioletas debilitan las fibras de elastina y de colágeno, comprometiendo las propiedades de la piel y resecándola. Por eso, es muy importante la protección solar adecuada y evitar exponerse durante mucho tiempo al sol.

También es importante evitar los baños de inmersión muy calientes, porque estos quitan la capa protectora de la piel, deshidratándola, lo que favorece la aparición de estrías.

La alimentación juega un papel muy importante en el organismo y en la manutención de un peso saludable. Evitando aumentar el peso, con la consecuente necesidad de bajarlo, se alejará la posibilidad del surgimiento de las tan temidas estrías. El efecto rebote es lo peor que le puede pasar al cuerpo de una forma en general.

El consumo de alimentos que posean vitamina C y vitamina E ayuda a producir el colágeno de la piel. Además, son vitaminas que protegen a las células del organismo. Lo que se deben evitar son las frituras y el azúcar, es decir, se pueden consumir, pero en medidas pequeñas y de vez en cuando.

Marruecos confirma que sufrió un atentado terrorista pero “es un país seguro”

AMLO: Compra de bonos permitirá construir con libertad el aeropuerto