in

Confunde la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica y progresiva que ataca el sistema nervioso central

Las defensas “se alocan”, advierte un especialista

Aunque no hay cifras exactas, se calcula que poco más de 400 yucatecos padecen esclerosis múltiple, una enfermedad crónica, autoinmune y primera causa de discapacidad neurológica no traumática.

“Se trata de una enfermedad en la cual las defensas que nos protegen de virus, bacterias, hongos o parásitos, por algún motivo se ‘alocan’, pierden un poco el control, se confunden y empiezan a atacar a proteínas o células de nuestro propio cuerpo, en este caso la mielina”, explica el doctor Carlos Pla Casamitjana, especialista en neurología.

La mielina, dice el médico al Diario, es un recubrimiento de las neuronas que al destruirse empieza a generar diferentes problemas o síntomas, dependiendo del área afectada.

En México, informa, la prevalencia es de diez a quince por cada cien mil habitantes, y generalmente afecta a gente joven, entre los 20 y 40 años, en su mayoría mujeres. Pero a nivel mundial la cifra de personas con esclerosis múltiple asciende a más de 2.5 millones.

“Lo preocupante es que muchas personas no están diagnosticadas y muchos no tienen un tratamiento”.

El doctor advierte que se trata de una enfermedad progresiva y que si no se recibe un tratamiento irá avanzando hasta llevar al paciente a la incapacidad. “También decimos que es degenerativa porque deteriora el sistema nervioso”.

Factores de riesgo

Hasta ahora no se conoce una causa específica para la enfermedad, sin embargo, señal el doctor Pla, se sabe que hay diferentes factores de riesgo como infecciones (sobre todo de tipo viral), contaminación, exposición a la luz solar y genéticas, aunque “no quiere decir que es un patrón hereditario”, aclara.

El especialista lamenta que mucha gente no se de cuenta que tiene la enfermedad, pues ésta puede provocar más de 300 signos o síntomas. “Por eso la llamamos ‘la gran simuladora’. Según el área (del cerebro) que vaya afectando en ese momento, donde las defensas se aloquen y vayan atacando a la mielina, puede haber diferentes síntomas”.

“Es como la tarjeta madre de una computadora: tal vez no te funcionen las bocinas o tal vez esté un poquito lenta o de plano no encienda el monitor o el mouse… digamos que algo igual pasa en el cerebro. Puede ser que la persona no presente síntoma alguno o puede ser muy aparatoso, tan aparatoso que de la noche a la mañana uno ya no pueda mover la mitad del cuerpo o no pueda caminar o ver con un ojo…”.

Señala que con base en el tiempo hay tres tipos de presentaciones: esclerosis múltiple en remisiones, esclerosis múltiple secundaria progresiva, esclerosis múltiple primaria o progresiva. “Pero en las tres formas puede haber síntomas sutiles o aparatosos”.

Entre los síntomas dice que la fatiga es la más frecuente, pero también puede ser el hormigueo en una extremidad, falta de coordinación, dificultad para hablar, arrastrar un pie, afectación en la memoria, problemas para razonar o resolver algún problema cotidiano.

“Sí es muy variada la sintomatología y ante cualquier signo de alarma, es fundamental llegar al neurólogo, somos los expertos en este tipo de padecimiento”.

Sin embargo, lamenta que uno de los principales problemas que retrasan el diagnóstico es que hay pocos neurólogos.

También es porque los síntomas a veces son muy comunes y uno siente que mejora o se le presentan cada año o cada dos años, o bien porque se confunden, es decir, si las fallas son en la vista van con el oftalmólogo, si falla el pie o la mano va con un ortopedista… “esto retrasa el diagnóstico (…) hace quince años se tardaban en ser diagnosticados, pero hoy tenemos pacientes que llegan a los dos años”.— Iván Canul Ek

 

Enfermedad Más

La esclerosis múltiple no es una enfermedad terminal como se pensaba antes.

Diagnóstico y tratamiento

“Tenemos opciones cada vez mejores para diagnosticar y tratamiento para detener la progresión”, explica el doctor Carlos Pla Casamitjana, especialista en neurología.

Buena esperanza de vida

“La enfermedad se puede detener y retrasar la progresión, incluso con esto tipo de tratamientos la esperanza de vida es igual a la de una persona que no la padezca”, afirma el especialista.

Pararán servicio por fugas