in

Consumir coco mejora la salud

Por sus minerales se recomienda que niños en crecimiento y mujeres embarazadas tomen agua de coco

Ayer se celebró el día mundial de esta tropical fruta

Ayer se celebró el Día Mundial del Coco. Con motivo de la fecha, “Sputnik” (mundo.sputniknews.com) dio a conocer algunos de los beneficios de consumir esta deliciosa y saludable fruta.

La pulpa del coco es fuente de vitaminas del grupo B, además de vitamina C, E y K. También es rica en potasio, fósforo, calcio y hierro.

Aunque es bastante calórica debido a su alto contenido de grasas saturadas —tiene un valor de 350 kcal por cada 100 gramos—, también es rica en fibra, una sustancia capaz de prevenir enfermedades como diabetes o estreñimiento.

Beber agua de coco ayuda a reducir la presión arterial y, por consecuencia, prevenir las enfermedades cardiovasculares. También disminuye los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) y aumenta los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno).

Considerada un isotónico natural, esta bebida también es perfecta para los que practican deporte: es una fuente excelente de hidratación.

El ácido láurico que contiene el aceite de coco es una herramienta muy útil a la hora de ayudar en el proceso de cicatrización. Esta sustancia tiene propiedades antibacterianas, antivirales y fungicidas, por lo que ayuda a proteger la herida contra posibles infecciones y contribuir a su curación

Un equipo de investigadores de la Universidad Ateneo de Manila, en Filipinas, afirma que también podría ser útil en la lucha contra el coronavirus.

Esta popular fruta es estupenda para la piel y el cabello: es muy hidratante y nutritiva. El aceite de coco tiene un efecto reparador y revitalizante. Ayuda a detener la caída de pelo y es un estimulador natural de crecimiento si se usa en combinación con vitamina E.

Además, puede ser utilizado en vez de espuma de afeitar, bálsamo labial o hasta pasta de dientes. También es una gran solución para hidratar los talones secos y agrietados: simplemente aplícalo antes de acostarte.

Consumir el coco es bueno para la función cognitiva, puesto que es capaz de proteger el cerebro y prevenir la pérdida de memoria.

Esta fruta también ayudaría a mejorar la capacidad cognitiva de los pacientes con alzhéimer gracias a altos contenidos de grasas llamadas triglicéridos de cadena media (TCM) que “suponen una fuente directa de energía celular y pueden ser una alternativa no farmacológica a la muerte neuronal por falta de la misma”, según un estudio realizado por investigadores españoles.

 

Hombre es agredido en su propia casa

Nuevos paraderos, con aceras más anchas y lejos de grandes comercios