in

Abre la puerta a males

La obesidad es uno de los principales factores para la aparición de la diabetes

Además de los perjuicios que la diabetes por sí sola causa a la salud, su presencia se asocia con otras enfermedades graves, como el cáncer

Las medidas de prevención de la diabetes no solo evitan que mujeres y hombres presenten alteraciones propias de los niveles altos de glucosa en sangre, sino que también reducen el riesgo de aparición de males graves asociados a la enfermedad, entre ellos cáncer de seno y de colon.

Se ha demostrado “que la diabetes está presente aproximadamente en el 23% de las personas que desarrollan cáncer de mama” y “la probabilidad de morir por esta causa es hasta del 38%”, señala el doctor Josafat Eleazar Camacho Arellano, médico cirujano especialista en Medicina Interna y educador en diabetes de la Federación Mexicana de Diabetes.

“Se ha visto que la diabetes favorece la aparición de cáncer de mama. Se habla de la posibilidad de que sea la insulina: las pacientes obesas tienen un aumento de la producción, la hiperinsulinemia, y se ha visto que la insulina puede favorecer el crecimiento celular”.

Asimismo, “se tienen registros de que la diabetes se asocia hasta con un 26% de probabilidad de padecer cáncer de colon”.

El doctor Camacho Arellano, profesor adjunto del diplomado de formación de educadores en diabetes de la Federación Mexicana, subraya que eso no significa que “todas las pacientes obesas que tienen diabetes van a desarrollar cáncer de mama”, sobre todo si llevan una dieta adecuada y un buen control de la enfermedad con medicamentos y hábitos de vida saludables.

“Tenemos que informarlas para que tomen conciencia de esta relación y tomen sus decisiones”.

Indica el médico, que añade que la falta de control sobre enfermedades crónicas, como la diabetes, deja el camino abierto a las complicaciones.

El doctor Camacho Arellano admite que temporadas como las de las fiestas decembrinas y el inicio de un nuevo año son “una época complicada” para las personas con diabetes, pero enfatiza que si éstas “son ordenadas” y constantes en el seguimiento del tratamiento “pueden disfrutar de todos los placeres de la alimentación en porciones pequeñas”.

“Si comen raciones no tan grandes ni repetitivas y no olvidan tomar sus medicamentos es probable que lleven un buen control. (La diabetes) se puede sobrellevar si tienen un compromiso consigo mismas”.

Sin embargo, a pesar de las frecuentes campañas de información, la incidencia de la enfermedad va en aumento en todo el mundo. Las estadísticas, precisa el médico cirujano, señalan que uno de cada diez mexicanos la presenta. Y de este total, la mitad no lo sabe.

“En México solamente una de cada cuatro personas que viven con diabetes se encuentra controlada y esto, obviamente, no es una cifra satisfactoria para nada”, sentencia.

“Afortunadamente para las personas que hoy viven con diabetes, existe un arsenal muy importante de medicamentos” para diseñar los tratamientos.

“Se ha avanzado mucho en el terreno de las insulinas: hay unas que se aplican una sola vez y los medios para hacerlo ya no duelen tanto”, recuerda.

Además de los fármacos, la atención de la diabetes recae en otros dos factores clave: la dieta saludable —“no hay alimentos malos, sino algunos que pueden restringirse, y porciones, horarios, calidad de alimentación”— y el ejercicio cotidiano, por ejemplo llevar al cabo caminatas diarias de 30 minutos.

“Hay que recordar que tener diabetes no es una sentencia de muerte; hay pacientes que viven muchos años, sobre todo si se cuidan”, apunta el doctor Camacho Arellano.

“Por otro, es muy importante detectar a las personas que pueden desarrollar la enfermedad, es decir, la prevención”.

Advierte que los médicos “no somos responsables del apego de un paciente” al tratamiento, sino de educarlo en el tema para que tome decisiones al respecto. “La diabetes no se cura y el tratamiento es de por vida”.

En Yucatán el número de casos “está ligeramente por arriba de la media nacional” y en la incidencia en la región contribuyen factores como el estilo de alimentación, grasosa y abundante, y la carga genética.

México ocupa el primer lugar en el mundo en obesidad infantil. Un niño obeso hoy va a ser un adulto obeso y en éste la probabilidad de desarrollar diabetes es muy alta”.

“Tenemos muchas cosas por hacer para que la gente entienda que la obesidad es uno de los factores más importantes de la diabetes. Tenemos que insistir mucho en eso”, finaliza.— Valentina Boeta Madera

“Tenemos muchas cosas por hacer para que la gente entienda que la obesidad es uno de los factores más importantes de la diabetes. Tenemos que insistir mucho”

Síguenos en Google Noticias

“Pues me voy con Morena”

EE.UU. ofrece ayuda económica a China