in

Dos virus muy similares

La influenza causó en México más de 8

Es importante identificar las características de la influenza y el Covid-19 para diferenciar ambas enfermedades virales, que serán más frecuentes en los próximos meses

La influenza y el Covid-19 son dos enfermedades virales que coexisten y serán más frecuentes en las próximas semanas con el inicio de la temporada estacional de influenza, cuyos casos se vuelven más frecuentes al perfilarse los últimos meses del año.

Por ello es importante reconocer las características y diferencias de estos padecimientos, que pueden alertar sobre qué hacer y cuándo acudir al médico para una valoración.

El especialista en neumología José Isaac Ávila Heredia explica que el Covid-19 es una infección causada por el virus coronavirus, ya conocido, pues la familia de este se descubrió hace mucho tiempo, y es la causante del resfriado común, junto con los de influenza y rinovirus.

Esos tres tipos de virus ocasionan el 80% de las infecciones del resfriado común o viral.

En el caso específico del Covid-19, el especialista señala que la preocupación principal durante la pandemia son las complicaciones del resfriado común, pues el coronavirus tiene un tiempo de incubación, desde que entra al organismo hasta que comienza la sintomatología, como malestar general, dolor de cabeza, de cuerpo y fiebre (de entre 38 y 39 grados centígrados).

Las infecciones virales se caracterizan por una temperatura mayor de 40 grados.

El Covid-19 tiene un tiempo de incubación de 7 a 14 días, el cual se considera prolongado, teniendo en cuenta que en el caso de la influenza es de 2 a 4 días en promedio.

Una persona puede tener el virus de Covid-19 y propagarlo, pues la enfermedad puede presentarse hasta 14 días después, de manera que hay un descontrol porque la persona se siente bien, no tiene síntomas, sale a hacer sus actividades diarias, y si no tiene los cuidados necesarios se propaga la enfermedad.

Ávila Heredia destaca que es complicado reconocer los primeros días en los que se presentan estas dos enfermedades si se trata de una u otra, pues generalmente los síntomas son inespecíficos y se parecen a los de todas las enfermedades infecciosas al principio, como malestar general, dolor articular, de cabeza y fiebre, lo que hace difícil diferenciarlos.

No obstante, en el caso del Covid-19 hay que tomar en cuenta que da más enfermedad gastrointestinal que en la influenza, con más náuseas y vómitos, así como perdida del olfato y el gusto. Estos últimos se presentan desde los primeros días del padecimiento.

Cuando los síntomas son leves, lo recomendable es quedarse en casa, con los cuidados necesarios, y tratar el malestar y la fiebre con analgésicos y antipiréticos que debe prescribir un médico, explica el galeno.

Ante una señal de alarma, como falta de aire, tos seca en accesos, que al momento de presentarse causa falta de aire, es necesario que el paciente recurra a atención médica inmediata, así como ante un deterioro del estado neurológico, en el que la persona duerme mucho más, no reacciona a los estímulos o habla lento.

Con el coronavirus, enfatiza Ávila Heredia, hay que tener un periodo de vigilancia de 30 a 45 días, porque pueden presentarse complicaciones después de un cuadro catarral, y causar problemas más graves como las trombosis.

El doctor puntualiza que eso ocurre porque el coronavirus es procoagulante, de manera que al mes o mes y medio, aún cuando se hayan tenido síntomas leves, el paciente puede comenzar con falta de aire, y no por neumonía, sino porque está haciendo trombosis en arterias pulmonares, cardiacas, cerebrales, prácticamente puede causar trombosis en todas partes del cuerpo.

Las trombosis ocurren entre el 20% y 30 % de los casos, sobre todo cuando el Covid-19 se presentó en su forma más grave.

Quienes tuvieron síntomas leves, manifiesta, también deben estar pendientes de los síntomas de alarma, como falta de aire y una baja en la oxigenación, por lo que si se tiene un oxímetro en casa, es recomendable hacer las mediciones.

No hay medicamento que pueda usarse como preventivo de estos eventos trombóticos, aunque cuando aparecen sí hay fármacos efectivos para tratarlos.

Respecto a influenza, reitera, es uno de los virus respiratorios que causan resfriado común, solo que en este caso mutan más fácilmente que los coronavirus, por eso las vacunas contra influenza cambian según la cepa que se encuentra cada año.

Si bien la vacuna no evita que la enfermedad pueda presentarse, sí evita que se tenga la forma grave de la enfermedad.

Detalla que la infección por virus de influenza es más rápida, los síntomas son más abruptos, pues se presenta enseguida la fiebre, el malestar general, el dolor de cabeza intenso, más síntomas nasales como el escurrimiento, estornudos y hay tos seca.

El período de incubación es corto, de 2 a 4 días, lapso en el que se comienzan a presentar los síntomas, por lo que esto hace que la enfermedad sea de más fácil control, pues la persona está menos tiempo asintomática.

Reitera que la influenza es de más rápida evolución, pues se tiene un día tos, y al siguiente empeora en su forma grave, “es más fuerte, intensa y de rápida evolución” que el Covid-19.

En el caso de influenza también se puede presentar falta de aire, síntoma principal de alarma, como causa de una neumonía intersticial, y accesos de tos, que deben alertar de la necesidad de acudir de inmediato al médico.

La propagación es más difícil que el coronavirus, pues con el distanciamiento social se reduce de manera importante, ya que se da de persona a persona con las gotitas de saliva.

Cuando ocurrió la epidemia de influenza en 2008 el lavado de manos y el distanciamiento social fueron las normas implementadas, casi no se utilizaron los cubrebocas.

El especialista apunta que una forma de diferenciar la influenza del Covid-19 es porque el malestar general y el dolor es más intenso en los casos de influenza, incluso algunos pacientes los comparan con el dengue.

Si de la parte clínica se trata, indica que es poco probable que los médicos lleguen a un diagnóstico certero los primeros días de presentarse estas enfermedad, aunque los antecedentes son para determinar si se trata de una u otra, por ejemplo, saber si se tuvieron familiares enfermos, si se efectuaron diferentes actividades fuera de casa, si estuvieron en un área con mosquitos o algún familiar con dengue, para descartar también la posibilidad de que sea ese padecimiento.

La influenza se trata con antivirales, cuya efectividad es mejor en las primeras 48 horas de la enfermedad.

Lo síntomas de influenza pueden tardar de 7 a 10 días, mientras que los de Covid-19 pueden prolongarse entre 14 y 21 días.

Ávila Heredia destaca que el Covid-19 y la influenza son dos padecimientos prevenibles, siguiendo las recomendaciones de salud que ya se conocen como el lavado constante de manos, el uso de cubrebocas y no tocar el área de las mucosas, como boca, nariz y ojos, entre otras.— IRIS CEBALLOS ALVARADO

 

Calderón, sin partido: INE rechaza a México Libre y autoriza al PES

El INE avala un nuevo partido y rechaza seis propuestas