in

Pie diabético, primera causa de amputaciones en México

Cada 30 segundos una persona pierde una extremidad inferior

En 2020, el 5.5% de los diabéticos fueron amputados

El pie diabético es la primera causa de amputaciones no traumáticas en el mundo, ya que cada 30 segundos una persona pierde una extremidad inferior como consecuencia de la diabetes. Y es que la amputación de alguno de los miembros inferiores en personas con diabetes mellitus es de 10 a 20 veces más frecuente, en comparación con aquellas que no padecen esta infección.

¿Qué es el pie diabético?

Así lo indica el doctor Josafat Camacho Arellano, presidente de la Federación Mexicana de Diabetes, quien recuerda que el pie diabético, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una infección, ulceración y destrucción de tejidos profundos de la extremidad inferior, asociadas a alteraciones neurológicas y diversos grados de enfermedad vascular periférica.

Precisa que la prevalencia mundial de la neuropatía periférica relacionada con la diabetes oscila del 16% al 87% dependiendo de la región y el país, en tanto que el 28% de los adultos con diabetes mellitus padece una neuropatía dolorosa relacionada con esta condición.

Camacho Arellano detalla que la prevalencia de la diabetes en México es del 13.9%, del cual 7% desarrolla pie diabético en los primeros años de la enfermedad, y la cifra sube al 12% después de 12 años con la dolencia.

En 2020 se realizaron más de 600 mil amputaciones

En 2020, de acuerdo con datos del Inegi, 5.5% de los pacientes con diabetes fueron amputados, es decir, un total de 670,435 personas.

Resalta esto afecta a entre 40 y 60 millones de personas con diabetes en el mundo.

Uno de los grandes problemas es que menos de un tercio de los médicos de primer contacto no reconocen los signos de la neuropatía diabética, por lo que se dan tratamientos inadecuados y las lesiones avanzan, cuando en realidad se pueden recuperar si se reconocen y tratan adecuadamente.

Destaca que el abordaje de esta enfermedad debe ser multidisciplinario.

¿Cómo se detecta el pie diabético?

En cuanto a cómo disminuir las complicaciones, Camacho Arellano apunta que se debe mantener un control adecuado de la glucosa en sangre, acudir a revisiones periódicas con un profesional de la salud, quien siempre debe revisar los pies del paciente —el propio paciente también debe hacerlo todos los días—; y debe llevar al cabo los siete hábitos del autocuidado de la diabetes.

Sobre el último punto, indica que son comer saludablemente, mantenerse activo, medir constantemente los niveles de glucosa, seguir el tratamiento médico, aprender a enfrentar retos cotidianos, reducir riesgos y tener una actitud positiva.

El doctor Enrique González Hernández, coordinador de vocales de Latinoamérica de la Asociación Latinoamericana de Pie Diabético, señala que de los pacientes con pie diabético, el 50% tiene neuropatía diabética, el 20% enfermedad arterial, y 80% comparte ambos factores.

Algunas causas generales del padecimiento son el mal control glucémico, tabaquismo, sedentarismo y enfermedad vascular periférica, entre otros.

Otros factores son una deformidad estructural del pie, trauma y uso de zapatos inapropiados, hiperqueratosis (callosidades), historia previa de úlceras, presión elevada o prolongada del pie y movilidad articular limitada.

Educar sobre el pie diabético, necesario

El médico enfatiza la necesidad de ofrecer una educación estructurada a los pacientes con diabetes, a sus familiares y cuidadores en el momento del diagnóstico, pues se ha visto que un paciente con mayor conocimiento, tiene mejor control de su condición, previene la aparición de complicaciones y mantiene una mejor calidad de vida.

El doctor Juan Herrera Hernández, médico cirujano, especialista en Medicina estética, detalla sobre los procesos inflamatorios que ocurren como parte del pie diabético, pues no siempre hay una lesión, sino que previamente se puede tener una inflamación que evoluciona a la lesión como tal.

Pie diabético: tratamiento

Sobre el tratamiento, apunta que el uso del ácido acexámico es uno de los indicados en la atención de las lesiones del pie diabético, que ha demostrado ser de gran utilidad en el tratamiento y mejora de los pacientes, debido a los mecanismos de acción que posee que ayuda en la cicatrización, pero también en otros procesos como disminuir el proceso inflamatorio e inhibir la vasodilatación, entre otros.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Escrito por Iris Ceballos Alvarado

Iris Ceballos Alvarado es Licenciada en Periodismo y Ciencias de la Comunicación. Comenzó su carrera en medios de comunicación en 1994 y en agosto de 1997 se integró a Grupo Megamedia. Desde entonces realiza coberturas sobre cultura, espectáculos, salud, educación y calidad de vida.

Fechas de segunda dosis de AstraZeneca para personas de 18-29 años en Mérida

Octubre cierra con una serie de agresiones contra mujeres en Yucatán