in

El bruxismo alivia el estrés

Foto: Megamedia

Puede rechinar los dientes dejar afecciones bucales

MADRID (EFE).— El bruxismo (apretar o rechinar los dientes) es un factor de riesgo importante de problemas dentales o mandibulares. Sin embargo, también puede jugar un papel positivo en el alivio del estrés, afirman especialistas.

Así lo comprueba un equipo de investigadores del Departamento de Psicobiología y Metodología en Ciencias del Comportamiento de la Universidad Complutense de Madrid, que concluye que el bruxismo durante la vigilia ayuda a liberar la tensión acumulada.

Apretar o rechinar los dientes es una conducta que puede ocurrir durante el sueño o estando despiertos, según recuerdan los autores del trabajo, cuyos resultados se publican en “Frontiers in Neurology”.

“El bruxismo puede desempeñar un papel positivo al ser una forma de liberar estrés que contribuye a un mejor afrontamiento del mismo”, explica Xabier Soto Goñi, investigador de la Universidad Complutense y primer autor del estudio.

Los científicos evaluaron a personas con bruxismo de vigilia y a un grupo que no presentaba la conducta.

A los participantes les aplicaron cuestionarios sobre ansiedad, depresión, personalidad y afrontamiento al estrés, y sus puntuaciones se compararon empleando análisis estadísticos.

Aunque los participantes con bruxismo de vigilia tuvieron mayores niveles de ansiedad, somatización y neuroticismo, también contaron con estrategias de afrontamiento más adaptadas respecto del grupo sin bruxismo, lo que reforzaría la hipótesis de que la masticación libera tensiones.

Soto Goñi explica que, aunque la etiología continúa sin estar del todo clara, el bruxismo se ha relacionado en numerosos estudios con niveles elevados de estrés, ansiedad y depresión en los pacientes.

 

De un vistazo

Riesgo

Teresa Sánchez, del departamento de Odontología Conservadora y Prótesis de la Universidad Complutense, recuerda que el bruxismo “es un factor de riesgo para el desarrollo de trastornos temporomandibulares”.

Males comunes

Éstos forman un conjunto de afecciones neuromusculares que son el segundo problema musculoesquelético más común.

Investigan muerte de extranjero en el centro de Mérida

CDMX autoriza apertura parcial de restaurantes