in

El diagnóstico marca la diferencia

El diagnóstico y la adherencia al tratamiento evitan complicaciones al sufrir de hipertensión arterial

El control de la hipertensión arterial es posible

La prevalencia de la hipertensión arterial en México es del 25% en adultos mayores de 20 años, y de esta población, aproximadamente 40% desconoce que la padece y solo el 58.7% de los adultos con diagnóstico previo se encuentra en control, según revela la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino (Ensanut).

En el marco del Día Mundial de la Hipertensión, especialistas hicieron un llamado a un diagnóstico, tratamiento temprano y una adherencia al tratamiento, para evitar complicaciones graves como la enfermedad cerebro vascular, enfermedades del corazón y en ocasiones la muerte.

De acuerdo a un comunicado, la hipertensión arterial es una enfermedad crónica que afecta a cerca de 30 millones de personas en el país. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada tres adultos padece hipertensión, la cual provoca alrededor de 8 millones de defunciones al año por no ser tratados de manera oportuna.

“La hipertensión arterial es una enfermedad que debe ser tratada a tiempo, ya que está considerada como un importante factor de riesgo para enfermedades tanto cardiovasculares como renales crónicas. Cerca del 50% de los pacientes con diabetes sufren de esta enfermedad[6] que es la segunda causa de insuficiencia renal crónica en México. Es muy importante acudir con el médico correcto, en este caso el cardiólogo para prevenir el padecimiento o diagnosticarlo a tiempo ya que, de acuerdo con Ensanut, el 40% de los adultos en México desconocen que sufren de hipertensión”, señaló el doctor Ricardo Correa Rotter, médico internista y nefrólogo.

La hipertensión arterial es un factor de riesgo cardiovascular y factor condicionante de posibilidad de muerte prematura.

En el paciente diabético la hipertensión debe ser tratada con inhibiores de enzima convertidora de angiotensina o antagonistas del receptor de angiotencina. “Estos son los tratamientos de primera línea para reducir la presión arterial y la hipertensión en esta población”, indica el doctor.

Las guías europeas para el tratamiento de la hipertensión recomiendan iniciar el tratamiento antihipertensivo con al menos dos fármacos, que puede ser un inhibidor de angiotensina más un diurético o un bloqueador de los canales de calcio.

Una persona con sobrepeso tiene 62.2% más probabilidad de tener hipertensión, ya que habitualmente no presenta síntomas y puede pasar desapercibida. Cuando hay síntomas, los más comunes son dolores de cabeza, mareo, zumbido de oídos, problemas de visión y hemorragia nasal.

De mayor riesgo

Con la pandemia por Covid-19, los pacientes con enfermedad cardiovascular causada por la hipertensión arterial están en mayor riesgo y peor pronóstico al contraer el coronavirus, por ello es importante advertir sobre el riesgo potencialmente incrementado para extremar precauciones así como mantener y optimizar el tratamiento antihipertensivo.

Diagnóstico

Es fundamental promover el diagnóstico oportuno de la hipertensión arterial, ya que se estima que en el mundo hay 1.130 millones de personas con hipertensión, y la mayoría de ellas (cerca de dos tercios), vive en países de ingresos bajos y medianos. Para los pacientes, esto podría significar una oportunidad de mejorar su calidad de vida y así disminuir el riesgo de muerte.

“El fraccionamiento no está municipalizado”

Buenas noticias a Salzburgo, su festival anual podría realizarse