in ,

El ojo seco, un problema poco estudiado en Yucatán

Imagen ilustrativa (Archivo)
Imagen ilustrativa (Archivo)

El intenso calor que se vive en Yucatán favorece la proliferación de enfermedades oculares, y tanto el estado como el país en general presentan varios casos de estos males, los cuales son más frecuentes de lo que se piensa.

Información del Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud, instancia del gobierno federal, señala que uno de los principales problemas oculares es el síndrome del ojo seco.

Esta anomalía consiste en alteraciones de la película lagrimal que dificultan la agudeza visual, causan molestias y en ocasiones inflaman la superficie ocular. Se clasifica en tres categorías: leve, media y severa.

Con bastantes registros

Sin ir más lejos, dos de cada 10 personas en todo el mundo lo padecen. De acuerdo con el Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana, nueve de cada 10 pacientes con problemas oculares en México tienen este síndrome.

Se consultó sobre el tema al jefe de la Unidad de Comunicación Social de los Servicios de Salud de Yucatán, Luis Vázquez Ortiz, quien señaló que no contaban con datos exactos de la incidencia de esta dolencia en el Estado.

El ojo seco afecta sobre todo a las mujeres, aunque el riesgo de contraerlo aumenta de los 50 años en adelante, en especial si padece lupus, artritis reumática o alguna enfermedad autoinmune.

Te puede interesar: Científicos desarrollan gotas que corrigen la miopía

Las principales causas son el uso prolongado de pantallas (computadoras, celulares, televisores…), los climas extremos y la mala utilización de lentes de contacto.

Los cambios hormonales, el hipertiroidismo, enfermedades como la diabetes, algunos medicamentos descongestionantes, antihistamínicos y corticoesteroides, e incluso el humo del cigarro pueden favorecer este síndrome.

¿Cómo identificarlo?

Los síntomas más comunes son la irritación y molestias oculares, sensibilidad a la luz, visión borrosa, sensación de tener algo en el ojo, picor y hormigueo (prurito).

Considera también que parpadear con poca frecuencia cuando se está frente a una pantalla afecta la salud del ojo y lo reseca.

Si el ojo se reseca demasiado, crece el riesgo de que contraiga una infección.

En ocasiones, por paradójico que parezca, un exceso de lagrimeo puede ser síntoma de este síndrome.

¿Y qué puedo hacer?

Ante las altas temperaturas, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social recomiendan utilizar lentes con filtro solar, además de evitar la exposición prolongada a los rayos solares y aire acondicionado.

“El uso de lubricantes oculares, sustitutos de la lágrima, es la base del manejo (del síndrome) y la dosis dependerá de las necesidades del paciente. El manejo quirúrgico se reserva solamente a aquellos casos muy severos, generalmente asociados a patologías sistémicas donde no existe una buena evolución con manejo médico”, señala el instituto.

Si bien la hipromelosa es un producto de libre venta, como bien advierte la dependencia es necesario que un médico le indique la dosis a aplicar. Este tipo de colirios puede causar hipersensibilidad visual, enrojecimiento, irritación y vista borrosa.

Si piensa conducir, es recomendable que se ponga las gotas 30 minutos antes.

No se encontraron estudios que avalen o rechacen su uso en embarazadas, mujeres en lactancia o para tratamientos de fertilidad.

Otros consejos para cuidar la visión

Es importante reducir el tiempo de exposición a los aparatos electrónicos, tomar pequeños períodos para descansar la visión y procurar que las habitaciones estén siempre bien ventiladas e iluminadas. Es buena idea conseguir un humidificador para tu hogar, pues un ambiente húmedo alivia los ojos secos.

Una alimentación balanceada también puede ayudar a controlar los síntomas y mejorar la agudeza visual, sobre todo si se incluyen productos ricos en vitaminas A y C. 

Algunos alimentos fundamentales para cuidar la vista son la zanahoria, brócoli, pescado, espinaca, arándanos, naranjas, huevos y nueces.

Te puede interesar: Problemas de salud visual que causan ceguera en el 50% de los casos

Si sospecha que algún medicamento que consuma le está propiciando problemas de visión, nunca suspenda su uso a menos que cuente con la valoración de un especialista.

En la mayoría de los casos, este síndrome solo ocasiona molestias y no conlleva una pérdida significativa de la visión. Pero como en cualquier tema de salud, siempre es clave acudir con un médico para recibir el diagnóstico adecuado.- ILSE ARJONA MANZANERO

Duques de Sussex

Enrique y Meghan aún no definen el nombre para el “Baby Sussex”

Maluma, ignorado en la MET Gala