in

El Síndrome del Cuidador, difícil de ser detectado

Foto: Megamedia

El desgaste puede ser paralelo

GUADALAJARA (EFE).— Cuidar durante un tiempo prolongado de una persona enferma, con discapacidad o adulto mayor dependiente, sin ser consciente del descuido propio, podría generar un estado de agotamiento físico y emocional llamado Síndrome del Cuidador, informa Luz Elena Olaiz, directora y fundadora del Centro de Cuidados Paliativos de México (Cecpam).

La especialista afirma que con frecuencia “es tanta la dedicación que los cuidadores le ponen a la atención del enfermo que se olvidan de sí mismos”; algo que no es fácil de detectar hasta que el síndrome está avanzado y el agotamiento se vuelve evidente por los cambios físicos y de comportamiento del cuidador, como el permanente cansancio e irritabilidad ante situaciones cotidianas.

El agotamiento físico y emocional en los cuidadores se manifiesta también en problemas del sueño, variación de peso, ojeras, ojos rojos, dolor muscular y el descuido de su propia higiene y revisión médica.

“A veces el enfermo está muy bien cuidado, limpio, con todos los medicamentos dados en sus tiempos; sin embargo, el cuidador está muy descuidado”, comenta la especialista.

El síndrome es completamente reversible con atención conjunta entre trabajo social y especialistas de la salud, como en medicina paliativa, tanatología, enfermería y psicología, para intervenir con el enfermo y la familia.

Con mayor frecuencia e impacto, el síndrome se presenta en cuidadores primarios que no tienen una buena red de apoyo social, es decir, que suelen cuidar todos los días y tienen poca o nula ayuda y reconocimiento del resto de la familia.

Olaiz argumenta que “en las familias bien organizadas, donde sí hay una cabeza pero todos cooperan y se repartan las tareas, no tienen este tipo de problemas (Síndrome del Cuidador) porque hay apoyo”.

Una de las propuestas de Cecpam son las terapias de respiro emocional, en las que personas capacitadas suplen una o dos veces por semana al cuidador primario para que descanse, realice actividades personales y procure mantener sus relaciones sociales.

Motociclistas tienen mal día por percances

Cartón de Tony: De pelos