in

Es momento de poner las reglas

Un bebé de un mes de nacido es sometido a una prueba rápida en un centro de salud en Manila

Expertos deberán dar seguimiento a los experimentos

Un estudio “ofrece mayor claridad sobre lo que se necesita para avanzar en este campo (edición genética), y establece que ahora no es el momento”, opinó Jeffrey Kahn, director del departamento de bioética de la Universidad Johns Hopkins y miembro del panel de la Organización Mundial de la Salud acerca de los experimentos de modificación genética, de lo que informamos en la portada.

En cuanto a si la modificación genética de un embrión humano es algo ético, “eso es algo que dependerá de cada país”, añadió Kahn. “Armar genéticamente algo que será un ser humano, es una decisión delicada”.

El panel recomendó:

Los ensayos iniciales deben cumplir con cuatro condiciones: que se trate de una enfermedad grave causada por un solo gen; que la edición se limite a reemplazar una secuencia de ADN defectuosa con una que ya se ha probado segura en la población general; que no se edite ningún embrión que no tenga el defecto y que los padres no tengan manera de tener un hijo sin el defecto.

Los embriones modificados deberán ser monitoreados en el laboratorio para asegurarse de que se están desarrollando con plena normalidad, y se deberán practicar pruebas para confirmar que las células están creciendo con las condiciones deseadas, antes de impregnar a la madre.

Se recomienda la creación de un panel científico internacional para ofrecer actualizaciones sobre los avances científicos, evaluar si existen las condiciones para las ediciones embrionarias, evaluar los resultados de casos existentes y ayudar a países que soliciten asesoramiento.

 

Volcó su camioneta en la Mérida 2000

Ayuntamiento de Peto, con grandes retos por la contingencia sanitaria