in

Esto te podría pasar si comes muy rápido

comer rápido
Foto: Internet

Una investigación reveló que las personas que comen de forma rápida aumentan el riesgo de presentar triglicéridos altos en sangre.

Los encargados de realizar las investigaciones fue personal de la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili (URV), junto con investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili y del CIBEROBN (Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición).

En su estudio, publicado en Nutrients, valoraron la relación entre la velocidad de ingesta en las comidas principales y el riesgo de sufrir hipertrigliceridemia, y se pudieron dar cuenta que mientras más rápido come una persona mayor era el riesgo de presentar esta alteración, misma que es considerada como un factor de riesgo cardiovascular.

Muestra

En el trabajo,  792 voluntarios, reclutados a través de los Centros de Atención Primaria del Instituto Catalán de la Salud de las comarcas de Tarragona, completaron un cuestionario el cual se hacían preguntas sobre la velocidad en que comían, principalmente en el almuerzo y la cena. 

Los investigadores compararon el nivel de triglicéridos en la sangre en los participantes de las categorías rápida y media respecto a los que se encontraban en la categoría de ingestión lenta, esto arrojó que aquellas personas que comían rápido tenían un 59 % de riesgo de presentar triglicéridos elevados en sangre, esto se considera un factor de riesgo cardiovascular.

Los investigadores informaron que comer de forma rápida retrasa la sensación de saciedad, por lo que las personas continúan comiendo a pesar de haber cubierto sus necesidades energéticas y nutricionales.

Además, la ingesta de una gran cantidad de energía durante un período corto favorecería picos más sostenidos en la glucosa plasmática e insulina, lo que a su vez puede inducir un estado que estimularía la producción de grasas en el hígado y, por tanto, un aumento de los niveles de triglicéridos en plasma.

Ante esto los involucrados en el estudio llegaron a la conclusión de que se necesita un estrategia para crear conciencia sobre disminuir la velocidad al comer, pues esto pueden ser útil para combatir enfermedades cardiometabólicas.

Información de UNAM Global.

Mario Delgado justifica el “Voy a mear” de Paco Taibo II

César Duarte ya fue explulsado del PRI