in

La aspirina reduciría tumores cancerígenos

Foto: Megamedia

Prueba en ratones para establecer la dosis a consumir

WASHINGTON (EFE).— Durante muchos años los médicos han recomendado una dosis diaria de aspirina para prevenir males cardiovasculares y ahora los investigadores dicen que el mismo tratamiento podría reducir el crecimiento de los tumores cancerosos, según un artículo que publicó ayer la revista “Carcinogénesis”.

La aspirina, o ácido acetilsalicílico, es uno de los medicamentos más usados en todo el mundo y se le ha empleado durante décadas para el tratamiento del dolor, la fiebre y la inflamación.

En Estados Unidos se recomienda la administración diaria de una dosis baja de aspirina a personas mayores de 50 años con riesgo mayor del 10% de tener enfermedades cardiovasculares.

“Algunos opinan que la aspirina es un ‘medicamento milagroso’ por su potencial para la prevención de las enfermedades que resultan de la inflamación crónica, como el cáncer, alzheimer, parkinson y artritis”, señala Ajay Goel, autor principal del estudio y decano del Departamento de Diagnóstico Molecular, Terapéutica y Oncología Translacional en el centro City of Hope, con sede en California, y que se dedica a la investigación biomédica y tratamiento del cáncer, la diabetes y otras enfermedades crónicas.

“La razón por la cual actualmente no se usa la aspirina para prevenir esas enfermedades es porque la ingestión de cualquier antiinflamatorio corroe la capa mucosa del estómago y causa problemas gastrointestinales”, explica Goel.

“Estamos más cerca de descubrir la cantidad exacta de aspirina diaria necesaria para el tratamiento y prevención del cáncer colorrectal sin causar efectos secundarios dañinos”.

Los investigadores separaron 432 ratones en cuatro grupos: uno de control, otro al que se administró una dosis de aspirina de 15 miligramos por kilo de peso; otro, una dosis de 50mg/kg, y uno más con una de 100mg/kg.

Para una persona, estas dosis equivalen a 100, 300 y 600 miligramos diarios, respectivamente, de aspirina.

Los científicos analizaron los tumores de tres ratones en cada grupo del tratamiento en el tercero, quinto, séptimo, noveno y undécimo días del estudio.

Cuando consideraron la apoptosis celular, es decir la mortandad celular esperada y provocada naturalmente por el mismo organismo, encontraron que el porcentaje de células muertas había aumentado en todas las líneas celulares, y que la cantidad dependía del monto de aspirina consumido.

Esto, según el artículo, sugiere que la aspirina inicia un efecto dominó de mortandad celular en todas las líneas de célula colorrectal independientemente del antecedente genético.

El paso siguiente en esta investigación es determinar la dosis de aspirina que pueda usarse a diario para prevenir la enfermedad sin causar efectos como las hemorragias estomacales y cerebrales.

Pruebas diarias

El doctor Ajay Goel y sus colegas probaron tres diferentes dosis diarias de aspirina en cuatro líneas de células de cáncer de colon y recto, incluidos tumores con inestabilidad y mutaciones en el gen PIK3CA. Este gen ha sido vinculado con un riesgo mayor de cáncer endometrial, de colon y de mama.

Síguenos en Google Noticias

Mérida se viste de gala para celebrar

Cartón de Tony: Palabras recias, oídos sordos