in

La cooperación en el sector salud, con la tecnología

Expertos internacionales hicieron un llamado a la cooperación para enfrentar el Covid-19 eficazmente

Compartir datos de los pacientes e investigadores a nivel global puede ayudar a desarrollar programas de prevención más eficaces y generar estrategias nacionales y transnacionales estandarizadas para enfrentar los retos en el mundo después de la pandemia de Covid-19.

Así coincidieron varios expertos que participaron en el seminario en línea “Construyendo sistemas de salud resilientes. Soluciones basadas en datos en un mundo postCovid-19”, en el que se destacó la necesidad de medidas globales de cooperación, con el apoyo de las tecnologías actuales.

También se abordó el tema democratización de los servicios de salud, y la gran utilidad de la telemedicina.

El seminario se realizó ayer con la participación de expertos internacionales y con una audiencia de más de 13 mil personas, la mayoría periodistas de todo el mundo.

La actividad fue organizada por Roche América Latina y la iniciativa Future Proofing Healthcare, y fue moderada por Claire Doole, excorresponsal de la BBC.

Los participantes expusieron cómo los datos son claves para construir sistemas de salud resilientes post-Covid-19.

Entre los ponentes expertos en salud digital, innovación y medicina genómica, estuvo Marcelo D’Agostino, asesor senior de sistemas de información y salud digital del Departamento de Evidencia e Inteligencia para la Acción en Salud de la Organización Panamericana de la Salud, quien dijo que se debe aceptar la transformación digital en el sector salud, gestionar los cimientos, las estrategias apropiadas y los acuerdos para compartir datos, que deben abarcar no solo la parte de salud sino también el sector educativo y financiero.

“El análisis de datos nuevos servirá para tomar mejores decisiones”, indicó.

Resaltó la necesidad de que haya una equidad en el acceso a las tecnologías.

Desinformación

Marcelo D’Agostino se refirió también a la desinformación que ha surgido ante la pandemia y apuntó que se han tenido problemas similares ante brotes de dengue, zika y chikungunya.

“Se requieren más contenidos de calidad disponibles para frenar las noticias falsas”, pero considera es también una cuestión de educación, en la que hay que enseñar a cómo llevar a búsquedas de información más confiables. “Si una persona no está 100% segura de la información obtenida no debe compartirla”.

Tonu Esko, director de desarrollo de negocio del Centro de Innovación del Biobank de Estonia, señaló que es esencial usar las plataformas digitales en los sistemas de salud, y habla de los pasaportes sanitarios como una solución para disponer de datos en formato digital y acceder a éstos para poder gestionar sinergias. “Es importante unir fuerzas en los sectores académicos tanto públicos como privados”.

Resaltó el papel de la telemedicina y de la digitalización, por ejemplo para facilitar el seguimiento de pacientes, aunque enfatiza debe haber un manejo seguro de la información y que un pasaporte de inmunidad, por ejemplo, no se use para discriminar personas.

Steve Guise, director mundial de Pharma Informatics Roche, destacó que el sector privado es importante en la transformación digital, y las instituciones multinacionales de salud deben integrarse y trabajar juntas con responsabilidad. Indicó se deben desarrollar medidas globales de cooperación, tal como lo está haciendo la empresa que representa.

Agregó que la pandemia actual representa una gran oportunidad para encontrar soluciones cooperativas globales ante el Covid-19.

Compartir datos, explicó, se pude usar para crear nuevas medicinas, por ejemplo, ya que la intención es buscar una mejora del bien común por medio de los datos.

En el seminario también participaron Joanne Hackett, socia general del Departamento de Salud IZY Capital; Tony Estrella, escritor futurista y director de Taliossa; y John Lim, ejecutivo fundador y director del Centre of Regulatory Excellence at the Duke- National Unversity of Singapore Medical School (Duke-NUS), quienes señalaron las aportaciones de compartir información y datos de los pacientes para generar beneficios para la humanidad, y resaltaron la corresponsabilidad de un manejo seguro de esa información incluso implementando mecanismos de seguimiento, por medio de las tecnologías, para saber quién y cómo la usa.— Iris Ceballos Alvarado

Miami reabre playas

Oficial se suicida: Su viuda lo halla colgado, en su casa en Tahdziú