in

La obesidad: causas, riesgos y cómo combatirla

Foto destacada vía Movimiento Actívate

Cada vez son más las personas en el mundo afectadas por la enfermedad de la obesidad, a pesar de que erróneamente se cree que es una afectación meramente estética. Esta condición puede resultar perjudicial para la salud ya que, a largo plazo, estimula la formación de enfermedades graves tales como: diabetes, afecciones cardíacas, accidentes cerebrovasculares, cáncer, hígado graso, etc.

Según datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos por afección de obesidad han triplicado sus cifras en los últimos 40 años y hasta el 2016, se contabilizaron más de 40 millones niños por debajo de los 5 años con sobrepeso  y más de 340 millones de personas obesas en edades comprendida entre los 5 a 19 años. Sin embargo, esta enfermedad es tratable y fácilmente puede ser prevenida.

¿Qué causa la obesidad?

Si bien es sabido que la obesidad es una afección que se da por sobrepeso corporal, muchas personan la atribuyen exclusivamente a malos hábitos alimenticios y falta de ejercicios. Lo cierto es que el origen de esta enfermedad resulta ser bastante complejo ya que puede ser causada por varios factores:

Factores hormonales

Muchas personas al verse afectadas por una sobre-producción o deficiencia de ciertas hormonas pueden desarrollar obesidad, aun teniendo buenos hábitos alimenticios y rutinas frecuentes de ejercicios.

Generalmente enfermedades como el hipotiroidismo, fallas en las glándulas tiroides y el síndrome de Cushing se asocian con también con problemas de sobrepeso.

Factores por efectos de medicinas

Algunos fármacos como los corticoides, medicamentos contra las epilepsias y neurológicos tienden a favorecer un alza de peso corporal que bien podría desembocar en obesidad. Esto se debe a que estos tipos de medicamentos suelen afectar los procesos metabólicos.

Factores genéticos

Se estima que aproximadamente un 25% de los hijos que tienen padres obesos muy probablemente terminen padeciendo de obesidad. Esto responde a características propias hereditarias las cuales suelen afectar, sobre todo, el proceso de metabolismo (genes que influyen en el almacenamiento y distribución de la grasa corporal.)

Factores raciales

Aunque no se ha comprobado de manera científica, las personas de origen hispana y afrodescendientes son más propensas a padecer de obesidad, en comparación a otras razas.

Afecciones propias del sexo femenino

Las etapas del embarazo y la menopausia suelen provocar frecuentemente obesidad. También, afecciones como el del síndrome de ovario poliquístico suelen estar asociadas a esta enfermedad (la obesidad) ya que afecta el proceso endocrino, impidiendo así, la ovulación normal.

Riesgos de padecer obesidad

A corto y mediano plazo la obesidad no suele provocar afecciones más allá de la fatiga a la hora de hacer alguna actividad física, algunos dolores musculares y el factor estético. Es por ello que muchas personas no se toman en serio este padecimiento hasta que comienza a desencadenar afecciones graves que pueden poner en riesgo la vida misma.

Entre los riesgos que conlleva la obesidad tenemos:

Diabetes tipo 2

La obesidad originada por el exceso de consumo de carbohidratos y azúcares refinados provocan un aumento drástico en los niveles de glucosa en la sangre. Este aumento colapsa la producción de la insulina en el páncreas, provocando así la diabetes. Hay ocasiones donde son las células las que desarrollan resistencia a la insulina, así esta aún se produzca.

Obstrucción de arterias

La obesidad dispara los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Esta acumulación de grasas malas en la sangre termina obstruyendo las arterias e impidiendo la circulación necesaria de sangre que demandan órganos vitales como el corazón, riñones, hígado y el cerebro. Estas obstrucciones terminan produciendo serios daños en dichos órganos, y comprometen la vida misma.

Cáncer

Al padecer de obesidad, los riesgos de contraer algunos tipos de cáncer como: cáncer de colon, de recto, de estómago, de páncreas, de hígado o de riñón son altos. También pueden producir en las mujeres, algunos tipos de cánceres como: de útero, de cuello uterino y de mama.

Cálculos biliares

El aumento del colesterol provoca una acumulación excesiva de grasa en la zona abdominal, propiciando así afecciones en la vesícula biliar. Una de las enfermedades más usuales que provoca la obesidad en la vesícula biliar son los conocidos cálculos biliares.

Artrosis

El sobrepeso y la obesidad impactan negativamente en las articulaciones del cuerpo, especialmente las localizadas en extremidades inferiores debido a la sobrecarga que tienen que soportar. Esta sobrecarga en el tiempo termina desgastando los cartílagos de las articulaciones, desencadenando así enfermedades como la Artrosis, la cual produce dolor crónico en rodillas, caderas y parte baja de la cintura.

¿Cómo se puede mitigar la obesidad?

Este tipo de enfermedad como lo es la obesidad, puede en la gran mayoría de los casos, prevenirse. Una alimentación equilibrada y la realización de actividades físicas de manera periódica (60 minutos diarios en jóvenes y 150 minutos semanales en adultos) ayudarán a evitar el desarrollo de esta condición. Sin embargo, también es importante tomar en cuenta el factor social y el entorno en donde se viva, ya que, en muchas ocasiones, las personas se dejan influir por su entorno. Esto afectaría sobre todo el estado anímico y el convivir con personas que tengan hábitos saludables, ayudará enormemente a prevenir la obesidad.

(I.S.)

Rafael Pinzón Miguel

Firman convenio FGE de Yucatán y FGR para atención de denuncias electorales

"Ya no estoy aquí" representará a México en los Premios Óscar 2021