in

La obesidad, por desventajas genéticas

Las personas delgadas cuentan con ventajas genéticas para mantenerse así, según un estudio

 

Los genes lo ponen difícil

MÉXICO (Notimex).— Un estudio de la Universidad de Cambridge reveló que las personas delgadas tienen una ventaja genética para mantener su peso respecto de aquéllas en el extremo opuesto del espectro.

En la investigación más amplia de su tipo realizada hasta la fecha, los científicos analizaron por qué y cómo a algunos individuos les resulta más fácil mantenerse delgados que a otros.

En un comunicado, los especialistas señalan que hay mujeres y hombres que, aunque comen todo lo que les gusta, permanecen delgados, lo que lleva a pensar que la gente con sobrepeso es floja o carente de voluntad.

Con el apoyo del Instituto Wellcome Sanger y el Consejo Europeo de Investigación, un equipo liderado por Sadaf Farooqi analizó el ADN de 2,000 personas delgadas sin problemas médicos ni trastornos alimenticios.

De acuerdo con el trabajo, que se publica en “PLOS Genetics”, hay variantes genéticas que juegan un papel en la obesidad y regiones genéticas involucradas en la obesidad severa y algunas en la delgadez saludable.

“Hallamos que las personas obesas tenían una puntuación de riesgo genético más alta que las personas con peso normal. Los dados genéticos están cargados contra ellos”, dice Inés Barroso, del Wellcome Sanger.

También se vio que las personas delgadas tenían menos variantes genéticas que elevan las probabilidades de presentar sobrepeso.

 

Genes / Impacto

“Tenemos mucho menos control sobre nuestro peso del que podríamos pensar”, dice el investigador Sadaf Farooqi.

Carga genética

Según explica, el nuevo estudio muestra por primera vez que las personas delgadas generalmente lo son porque tienen una carga menor de los genes que inclinan a presentar sobrepeso.

Complejidad

“Es fácil criticar a las personas por su peso, pero las cosas son mucho más complejas”, advierte.

El Papa lamenta explosión en Tlahuelilpan

En los próximos seis años, por cada tres toneladas de peces que naden en los océanos habría una tonelada de plástico

Más plástico “nadará” en los océanos