in

La OMS advierte sobre la pérdida de la audición

La OMS advierte que en 2050 más de 900 millones de personas sufrirán de una discapacidad auditiva.

Emite su recomendación

GINEBRA (EFE).— La Organización Mundial de la Salud (OMS) presenta una serie de recomendaciones para evitar la pérdida de audición debido al uso de auriculares, un problema cada vez más frecuente, sobre todo entre la gente joven.

Prácticamente la mitad de las personas de entre 12 y 35 años, lo que equivale a 1,100 millones, corre el riesgo de perder audición “debido al uso prolongado y excesivo de sonidos altos, incluida la música que escuchan a través de sus dispositivos de audio personales”, alerta la OMS.

Entre esos dispositivos están los teléfonos inteligentes, que pueden diseñarse y contar con opciones que los hagan más seguros para la audición, según las recomendaciones desarrolladas por la OMS en colaboración con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), uno de los brazos tecnológicos de la ONU.

Las últimas estimaciones indican que el 5 por ciento de la población mundial (466 millones de personas) tiene alguna discapacidad auditiva y que la mayoría de ellas vive en países de ingresos medios y bajos.

La tendencia es a que el problema se agrave, por lo que las proyecciones de la OMS apuntan a que en 2050 más de 900 millones de personas (una de cada diez) sufrirán de una discapacidad auditiva, a pesar de poder prevenirse.

Las propuestas

Entre las propuestas de la OMS y la UIT figura el control del volumen, incluida su disminución automática en caso de que se sobrepase el límite recomendado o a través de una aplicación de control parental.

También se ha pensado en la creación de perfiles personalizados en función de las prácticas auditivas del usuario, quien podría así saber si está utilizando un volumen seguro o no.

Las recomendaciones deberán ser adoptadas ahora por cada gobierno y por los fabricantes de los dispositivos de audio de forma voluntaria, concluye el comunicado de la OMS.

 

Reconoce la Procuraduría Agraria omisiones en su labor de defensa

Cartón de Tony: Otro misterio playero