in

La radiación, un asunto importante para la piel

La ropa, cremas e incluso el tipo de piel son las claves

¿Afecta el tipo de ropa que llevas a la radiación solar que recibes?

Sí, definitivamente, señala el periódico “El País”. Dependiendo de si el tejido es muy tupido o poco tupido, es decir fabricado con materiales más o menos densos, a través de la ropa puede pasar más o menos radiación, y por lo tanto llegar más o menos radiación a la piel.

Esto es muy importante, sobre todo para las pieles más sensibles. Es clave tener presente qué tipo de ropa llevamos, no solo que sea de manga larga o manga corta, lo que obviamente también influye en la radiación.

En países que no son muy amigos de tomar el sol, prestan mucha atención a esta cuestión y desarrollando tejidos muy ligeros, pero con mayor protección ante la radiación solar.

Además del tipo de tejido y la trama, el color de la ropa, su peso y la capacidad de absorción de la humedad también afectan a cómo se absorbe la radiación solar, añade el periódico “El País”. Por ejemplo, si la ropa normal que usamos en verano tiene una capacidad de protección ante el sol similar a un factor de protección solar (en inglés se conoce como UPF) de 6, esta ropa especial para evitar la radiación puede llegar a tener un factor de protección solar de 30, y eso quiere decir que solo dejará pasar un 3 por ciento de los rayos ultravioletas.

Hablando de radiación solar, otra cuestión que suele preocupar mucho son las cremas solares. Suelo tener muchas preguntas sobre este tema, porque hay bastante desconocimiento sobre qué crema usar o cómo aplicarla. Lo primero que hay que saber es qué significa el índice de protección solar (o las siglas SPF que vemos en los mercados que se refieren al nombre en inglés “Solar Protection Factor”). Este índice refleja el tiempo que uno tardaría en quemarse.

Por ejemplo, un índice de protección 15 quiere decir que protege 15 veces, es decir, que con esa crema te quemarías 15 veces más tarde que sin ninguna protección. Pero claro es número es variable entre las personas.

Hay algunas con la piel muy clarita que pueden quemarse en cinco minutos y otras personas con la piel más oscura que puede tardar media hora. Para saber cómo afecta cada índice a cada persona concreta esta debe saber cuánto tiempo tarda en quemarse su propia piel. Así que estos índices son siempre relativos, pero hay que tenerlos en cuenta.

 

Humo del cigarro afecta en el embarazo

Opiniones sobre el cambio legal en los matrimonios