in

La revolucionaria terapia personalizada

El paciente puede elegir según sus necesidades

El impacto del dolor crónico en la vida de un paciente puede ser devastador.

No solo por la discapacidad física que supone para quien lo sufre sino por su influencia en la esfera emocional. Afecta aproximadamente al 17% de los españoles, por ejemplo. El país cuenta con el índice más alto de depresión (29%) debido al dolor crónico y el 22% de los pacientes que lo padece pierde su trabajo.

ABC Salud ha premiado este año al dispositivo Spectra WaveWriter, un neuroestimulador que es capaz de suministrar diferentes tipos de terapia de manera simultánea o secuencial y que el propio paciente puede modular para personalizar el tratamiento.

La intervención consiste en implantar unos electrodos en la médula espinal del paciente que, a través de un generador, producen un estímulo eléctrico que modula la señal de dolor impidiendo que llegue al cerebro.

La capacidad de adaptación del dispositivo a las necesidades de la persona con dolor crónico hace que sea más eficaz, con una reducción del dolor de hasta un 100% en determinados pacientes.

Spectra WaveWriter, disponible en España desde principios de 2019, destaca respecto a otros neuroestimuladores por tres características exclusivas: capacidad de suministrar diferentes tipos de terapia combinadas simultáneamente en uno o varios puntos centrales de estimulación, nueva forma de onda especialmente diseñada para la estimulación de una nueva diana anatómica (asta dorsal), con el fin de activar diferentes mecanismos de acción para lograr un mayor alivio del dolor; y la más revolucionaria es la capacidad del paciente de valorar en tiempo real la efectividad de la terapia para posteriormente facilitar al médico la toma de decisiones.

Al paciente se le programa una especie de “playlist” con diferentes tipos de estimulación y, ya en casa, con un mando puede calificar mediante estrellas cómo de efectiva está siendo la terapia.

Además, puede apagar y encender la estimulación cuando él quiera y subir y bajar la intensidad.

Este dispositivo está indicado para dolor neuropático (el que se genera directamente en el sistema nervioso) en miembros y tronco. “La indicación más frecuente es para el síndrome Post-Laminectomía”, explica el doctor David Abejón, jefe de Unidad del Dolor de Hospital Universitario Quirónsalud.

Uno de los beneficios de este sistema es que disminuye el empleo de opiáceos mayores que pueden generar adicción. Y se está estudiando si la terapia sería efectiva incluso en pacientes que no hayan pasado aún por cirugía.

Otra de las grandes ventajas de este dispositivo es que es totalmente reversible y el paciente puede probarlo antes de implantarlo.

 

Síguenos en Google Noticias

Alerta por el alcohol

Disfruta la “ciudad blanca”