in

Larga exposición a la luz azul dañará tus ojos

Con tratamiento antirreflejante te puedes proteger

Pareciera que mirar una pantalla de computadora o de otros dispositivos como los teléfonos celulares y las tabletas todo el día es malo para la salud visual, y de alguna manera eso es cierto.

Los médicos han acuñado el término “síndrome visual informático” para describir la forma en que el tiempo prolongado frente a una pantalla puede provocar visión borrosa, irritación ocular, dolores de cabeza y dolor de cuello o espalda.

Es probable que estos problemas surjan porque las personas que miran una pantalla parpadean con menos frecuencia, lo que provoca resequedad, y movimientos intensos y frecuentes de los músculos oculares necesarios para procesar la información de la pantalla.

Especialistas de Ópticas Hannia comentan que según las imágenes capturadas por una cámara en una investigación de CBC Marketplace, “la luz azul que emiten los dispositivos tecnológicos tiene rayos muy agudos que penetran la parte posterior de los ojos. Esa luz se ha relacionado con problemas oculares, y la exposición excesiva a ella puede alterar el ritmo circadiano”.

Para prevenir el daño por la exposición a la luz azul, los expertos de Ópticas Hannia recomiendan el uso de lentes con tratamiento antirreflejante cuando se expone a una computadora o teléfono celular por mucho tiempo.

Todas las superficies ópticas producen reflexión, es decir, cuando la luz incide sobre las lentes parte de esa luz se refleja, produce molestos brillos, deslumbramientos y pérdida de contraste, explican.

El tratamiento antirreflejante elimina los reflejos en 99%. Esto significa que las lentes son más transparentes desde el punto de vista del que mira con ellas y desde el de las personas que nos ven con las gafas puestas.

Mejora el contraste y disminuye la fatiga visual: picor, ojos rojos, escozor…

Las lentes antirreflejantes son más estéticas. Reducen significativamente la reflexión de la luz sobre las lentes permitiendo que los ojos se vean aún con las lentes puestas, precisan los expertos.

Además, son más fáciles de limpiar que hace años si llevan tratamiento hidrófobo y repelente a la suciedad, que incorporan actualmente la mayoría de estas lentes.

También reducen los reflejos en conducción nocturna y, en cristales progresivos deberían ser obligatorios ya que por su diseño, sino se utiliza el tratamiento antibrillos pueden aparecer reflejos e incluso imágenes dobles parásitas derivadas del prisma que lleva incorporado este tipo de cristales.

Ubica la sucursal más cercana a ti en www.opticashannia.com

Obispos católicos de EE.UU. felicitan a Joe Biden como presidente electo

Randy Arozarena se casa en una hacienda yucateca