in

Serían “nidos” de patógenos

Equipos móviles

Lávate las manos después de usar los “smartphones”

CIUDAD DE MÉXICO (Notimex).— El uso cotidiano de dispositivos móviles afectaría la salud humana si no se adoptan medidas higiénicas, como lavarse las manos antes y después de manipularlos.

El doctor Óscar Cruz, de la Coordinación de Vigilancia Epidemiológica y Apoyo en Contingencias del IMSS, advierte que los teléfonos inteligentes y las tabletas pueden convertirse en fómites, es decir, objetos transmisores de patógenos como bacterias, virus y hongos.

Entre los fómites con los que conviven diariamente las personas se encuentran barandales, computadoras y perillas de las puertas. “Al tocarlos con las manos sucias los contaminamos, especialmente después de tocar barandales del transporte público, usar el sanitario o manejar dinero”, dice.

Lo que los convierte en fómites son los materiales con que están fabricados, principalmente plásticos, en los que proliferan las bacterias, de acuerdo con el estudio “Celulares y riesgo de infecciones intrahospitalarias” realizado para la Revista Latinoamericana de Infectología Pediátrica.

“Las bacterias tienen capacidad de adherirse a este material inerte por medio de moléculas en sus membranas; luego de su adhesión, son capaces de formar un biofilme, incluso metabolizar componentes del plástico y utilizarlos como nutrientes”, explica el trabajo.

“Ejemplos de este mecanismo se han reportado en bacterias como Staphylococcus aureus, Estaphylococcus epidermidis, Pseudomonas aeruginosa y Escherichia coli, que permanecen viables por largos períodos y son una fuente importante de infección”.

El doctor Cruz apunta que el riesgo que plantean los dispositivos móviles se debe a que se usan con más frecuencia que otros objetos y en algunos casos se llevan incluso al baño.

“Es más común que el móvil esté contaminado porque lo tocamos con más frecuencia y en cualquier parte”.

Para evitar enfermarse por la exposición a esos patógenos es necesario cuidar la higiene personal y desinfectar los aparatos siguiendo las especificaciones del producto y evitando dañarlos con alcohol y cloro.

Ya preparan “Los Gavilanes”

La simulación la paga la población