in

Llamado urgente a vigilar la inocuidad de los alimentos

El aceite de oliva es rico en vitaminas y ciertos nutrientes

Millones padecen por consumo de contaminantes

MÉXICO (NOTIMEX).— Los alimentos contaminados con bacterias, virus, parásitos, toxinas o sustancias químicas hacen que más de 600 millones de personas enfermen y 420 mil mueran cada año en el mundo, informó en un comunicado la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Las enfermedades vinculadas a la inocuidad alimentaria sobrecargan los sistemas sanitarios y perjudican a las economías, el comercio y el turismo. El impacto de los alimentos nocivos cuesta a las economías de ingresos bajos y medianos alrededor de 95 mil millones de dólares anuales en pérdidas de productividad.

Debido a estas amenazas, la inocuidad de los alimentos debe ser un objetivo primordial en cada etapa de la cadena alimentaria, desde la producción hasta la recolección, el procesado, almacenamiento, distribución, preparación y consumo, subrayaron los participantes de la conferencia.

“La alianza entre la Unión Africana y las Naciones Unidas ha sido prolongada y estratégica”, afirmó el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat. “Esta conferencia sobre inocuidad alimentaria es una demostración de esta asociación. Sin alimentos inocuos no es posible lograr la seguridad alimentaria”, indicó.

“No existe seguridad alimentaria sin inocuidad”, subrayó el director general de la FAO, José Graziano da Silva. “Esta conferencia es una gran oportunidad para que la comunidad internacional refuerce sus compromisos políticos y se involucre en medidas clave”, señaló.

Sostuvo que salvaguardar nuestros alimentos es una responsabilidad compartida, de tal manera que todos debemos desempeñar nuestro papel: “Hay que trabajar juntos para apoyar la inocuidad alimentaria en las agendas de las políticas nacionales e internacionales”.

“Los alimentos deben ser una fuente de nutrición y disfrute, no una causa de enfermedad o muerte”, afirmó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Los alimentos insalubres son responsables de cientos de miles de muertes cada año, pero no han recibido la atención política que merecen”.

Por ello, garantizar que las personas tengan acceso a alimentos inocuos requiere de una inversión sostenida en regulaciones más estrictas, laboratorios, vigilancia y seguimiento. En nuestro mundo globalizado, la inocuidad alimentaria es un problema de todos, afirmó.

“La inocuidad de los alimentos es un elemento central de la salud pública y será crucial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030”, subrayó el director general de la Organización Mundial del Comercio, Roberto Azevedo.

“El comercio es una fuerza importante para sacar a la gente de la pobreza… cuando nos volvamos a reunir en Ginebra en abril, consideraremos estas cuestiones con mayor profundidad”, dijo.

 

Afirman “que fue una burla”

Cartón de Tony: Los fantasmas de CanterVila