in

Logran conexión con células vivas

Alberto Salleo acompañado con Scott Keene en el laboratorio

El logro, un paso hacia la interfaz cerebro-máquina

LONDRES (EFE).— Investigadores en Estados Unidos desarrollaron una versión de la sinapsis artificial —conexión entre dos neuronas— y demostraron que puede comunicase con células vivas, señala un artículo de la revista “Nature Materials”.

Esa conexión —sinapsis— se caracteriza por la presencia de un pequeño espacio que sirve de vía para la transmisión de la información entre las diferentes neuronas.

La investigación la hicieron expertos de la Universidad de Stanford, en colaboración con el Instituto Italiano de Tecnología (Italia) y la Universidad de Tecnología de Eindhoven (Holanda).

La sinapsis artificial había sido presentada ya por investigadores de Stanford en 2017 e imita la eficacia del cerebro y el proceso de aprendizaje neuronal, pero dos años después los expertos continuaron los estudios y demostraron que puede comunicarse con células vivas.

Si bien otros dispositivos requieren una señal eléctrica para detectar y procesar los mensajes del cerebro, la comunicación entre este dispositivo artificial biohíbrido y las células vivas ocurre gracias a la electroquímica, como si el material fuera otra neurona que recibe mensajes de un vecino, explicaron los expertos.

“Este artículo realmente destaca la fortaleza única de los materiales que usamos al poder interactuar con materia viva”, señaló Alberto Salleo, profesor de ciencias materiales en Stanford.

El diseño biohíbrido está en sus primeras etapas y el objetivo primordial de esta investigación era asegurar que pudiera funcionar.

“Es una demostración de que esta comunicación química y eléctrica es posible” —agregó Salleo— quien adelantó que podría tratarse del primer paso hacia una “interfaz cerebro-máquina”, pero un primer paso “muy, muy pequeño”.

Petroleros de EE.UU. se quejan de violación de acuerdos con México

Arriban insumos médicos a la Base Aérea