in

Los tatuajes, vía para la hepatitis

La hepatitis C podría contraerse al tatuarse en lugares que no cuentan con un certificado de la Cofepris

Asistir a lugares no seguros, un factor de riesgo

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— Realizarse tatuajes es uno de los mayores factores de riesgo para contraer hepatitis C, enfermedad que afecta a unos 600,000 mexicanos, informa Miriam Castellot, de la asociación civil Unidos por una Vida Mejor.

“Al igual que las perforaciones son un factor de riesgo para contraer enfermedades que se transmiten por el contacto de sangre con sangre, el VIH y la hepatitis C son las más comunes”, señala la especialista, quien refiere que una de las razones principales por las que la gente se contagia de enfermedades al tatuarse es por hacerlo en lugares que no son seguros.

“Muchos no cuentan con una tarjeta de control sanitario otorgada por la Comisión Federal Para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), por lo que muchos estudios de tatuajes no están certificados y la gente no lo sabe”.

De acuerdo con cifras del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), aproximadamente 12 millones de mexicanos tienen un tatuaje y la mayoría no sobrepasa los 20 años de edad.

Enfatiza que entre las diversas formas de contagio que tiene la hepatitis C está el uso de jeringas o accesorios que no estén esterilizados.

En cifras

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que 71 millones tienen infección crónica de hepatitis C y cada año mueren unas 400,000 personas por esta afección.

En Latinoamérica aproximadamente 10 millones de personas están infectadas, mientras en México entre 400,000 y 600,000 personas viven con este virus; sin embargo, 95 por ciento de ellas no están enteradas de su condición.

La especialista recuerda que un tatuaje es “algo que marcará la piel de por vida”, por lo cual hizo algunas recomendaciones para evitar complicaciones.

“Hay que prestar atención a los detalles, verificar que el lugar al que vayamos esté certificado y que todos los materiales que se ocupen en el proceso sean nuevos y desechables”.

Del mismo modo, dice que no se debe reparar en gastos pues “en muchas ocasiones, lo barato sale caro; por ello no se debe escatimar en calidad y seguridad”.

Finalmente, Miriam Castellot dice que desde su fundación buscan hacer conciencia en las autoridades de salud para promover el diagnóstico oportuno.

Es por ello que se busca que existan pruebas de diagnóstico rápido, pero también canalizar a la atención médica a quien dé positivo y que se garantice el acceso al tratamiento “pues es posible curar esta enfermedad con medicamentos”.

 

Freno ejidal a una asamblea

Policias abusan en comercios