in

Más grave por Covid-19

El diagnóstico tardío de la hipertensión arterial pulmonar puede condicionar la muerte de los pacientes en menos de tres años si no se trata

Mal diagnóstico y tratamiento de la HAP causa alerta

No hay un riesgo más elevado que padecer Covid-19 para las personas con hipertensión arterial pulmonar (HAP), ya que si se contagian será de la forma más grave.

Así lo indicaron especialistas en el área de cardioneumología en un encuentro con medios de comunicación para alertar sobre la HAP, las innovaciones en tratamientos médicos para este padecimiento y la afectación que los pacientes tienen en algunos casos, al verse suspendidas las consultas de valoración y seguimiento, así como la interrupción en las terapias farmacológicas.

El doctor Guillermo Cueto Robledo, jefe de urgencias cardioneumológicas del Hospital General de México, manifiesta que uno de los síntomas más importantes que refieren HAP es la disnea o sensación de falta de aire, que inicialmente puede presentarse con la actividad física, al hacer ejercicio, pero conforme progresa la enfermedad la sensación de falta de aire puede darse con trabajos mínimos, en las labores del hogar o incluso en reposo.

Otros síntomas son fatiga, dolor torácico, síncope, pre-síncope, palpitaciones, edemas y tos.

También se pueden presentar ruidos del corazón acentuados y soplos en el momento de la revisión clínica por parte del médico.

Cuando en la familia hay un paciente con HAP, se debe sospechar del padecimiento si la persona tiene alguno de los síntomas citados, también hay que ser precavidos en los casos de niños que nacieron con orificios en el corazón a causa de cardiopatías congénitas.

Enfermedades del tejido conectivo como la artritis reumatoide y el lupus eritematoso pueden complicarse y el paciente desarrollar HAP, al igual que con algunas variantes de esclerodermia que pueden acompañarse de ese padecimiento, y la cirrosis es un factor de riesgo para desarrollo de la hipertensión arterial pulmonar.

El doctor Tomás Pulido Zamudio, jefe del departamento de cardioneumología en el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, alerta sobre la importancia de un diagnóstico temprano, para recibir tratamiento de manera oportuna, pues cuando no es así hay un deterioro funcional, ya que la HAP es progresiva, y lo que se busca es que al paciente tenga una buena calidad de vida y haga sus actividades de manera normal.

Pulido Zamudio explica que las opciones de tratamiento son por tres vías, las más eficaces: la de endotelina, la prostaciclina y del óxido nítrico. Esta última, detalla, es la ideal.

Actualmente hay un medicamento de referencia que es el riociguat, para el cual se efectuó un estudio, “replace”, que analizó el cambio de tratamiento de los fármacos que se usan para tratar la HAP, tadalafil y sildenafil, que bien son útiles en el manejo de la enfermedad, pero pueden generar tolerancia después de un tiempo y dejar de ser efectivos.

Con la opción farmacológica del estudio “replace”, indica Pulido Zamudio , se demostró una forma segura de cambiar de tratamiento y se observó que los pacientes mejoran clínicamente: caminaron más y pasaron la clase funcional mejor.

El doctor Pablo Trejo Pérez, presidente de la Asociación Mexicana de Hipertensión Arterial Pulmonar, enfatiza la importancia del diagnóstico temprano, ya que el deterioro que sufre el paciente es irreversible.

Destaca que todos los pacientes con HAP deberían tener acceso a medicamento y tratamiento, y a que no haya interrupciones en el mismo, pues es un grave riesgo que afectaría severamente la salud y calidad de vida.— IRIS CEBALLOS ALVARADO

De un vistazo

Confusión

En México se considera que hay unas 8,000 personas con hipertensión arterial pulmonar, pero solo hay diagnosticadas 2,000, pues suele confundirse con otros padecimientos como asma o actualmente como un mal residual por Covid-19.

Diagnóstico tardío

Esto hace que los pacientes sean diagnosticados hasta un año después de iniciada la enfermedad, con las consecuencias que esto implica, pues el deterioro que adquiere el paciente no se revierte, y la calidad de vida se ve afectada.

La vacuna, a finales de año, dice la OMS

Repudian grupos cívicos iniciativas de tres senadoras