in

Ni al aire libre se permitirá fumar

Una escena que tiene los días contados en calles milanesas

Dan en Milán un paso adelante por el medio ambiente

ROMA (EFE).— El Ayuntamiento de Milán aprobó un reglamento sobre calidad del aire de la ciudad que, entre otras acciones, declara la guerra al tabaco: a partir de enero de 2021 no se podrá fumar al aire libre a menos de 10 metros de otra persona.

Comenzando el primer día del nuevo año, desde parques y estadios hasta cementerios y paradas de autobús serán espacios libres de humo. Los fumadores solo podrán practicar su hábito en ciertos lugares aislados.

El reglamento no se detiene ahí: a partir del 1 de enero de 2025 la medida se extenderá a todas las áreas públicas al aire libre.

Junto a estas normas se extienden otras de calado ambiental, como la de prohibir la instalación de nuevos sistemas de diésel o biomasa para la calefacción de edificios, que entrará en vigor 30 días después de que se apruebe el reglamento.

En octubre de 2022 quedarán prohibidos los combustibles diésel en las calefacciones ya existentes, y un año después la leña de los hornos de pizzerías deberá ser “clase A1” para verificar su calidad ambiental.

Por la ciudad

Éstas, junto con otras medidas, tienen como objetivo “mejorar la calidad ambiental de la ciudad”, subrayan autoridades del Ayuntamiento de Milán.

El propósito, enfatizan, es “ayudar a reducir las PM10, partículas contaminantes nocivas para los pulmones, y proteger la salud de los ciudadanos del tabaquismo activo y pasivo en lugares públicos y también frecuentados por menores”.

Vídeo: auto da varias vueltas en cadena antes de caer por un puente