in

“No” a la palabra cáncer

Expertos aseguran que la palabra cáncer tiene repercusiones en la respuesta psicológica de los pacientes

Piden cambiar el nombre a tumores de menor riesgo

Científicos proponen a los profesionales médicos dejar de utilizar la palabra “cáncer” para referirse a algunos tumores de bajo riesgo. La razón es que creen que cada vez hay más evidencia de que afecta la respuesta psicológica de los pacientes y, también, sus decisiones sobre el tratamiento.

Al mismo tiempo, la supervivencia a algunos tipos de cáncer cada vez es mayor en muchos países, por lo que la percepción de esta enfermedad (que durante mucho tiempo estuvo asociada a una muerte casi segura) está cambiando.

“La utilización de etiquetas más medicalizadas puede aumentar tanto la preocupación con respecto a la enfermedad como el deseo de recibir un tratamiento más invasivo”, argumentan los expertos, liderados por la psicóloga de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Sydney Kirsten McCaffery, en su artículo publicado en la revista científica BMJ y retomado por la BBC.

Casos

Como ejemplo, los autores ponen algunos tipos de cáncer de tiroides, un cáncer que es cada vez más detectado gracias a las nuevas tecnologías, el aumento del acceso a los servicios de salud y las revisiones. Mientras su incidencia ha aumentado en muchos países desarrollados, las tasas de metástasis y de progresión de la enfermedad entre los pacientes que son operados inmediatamente y los que solo se someten a un seguimiento de cerca son similares.

Otro ejemplo es el del carcinoma ductal in situ, un tipo muy común de cáncer de mama no invasivo, o el cáncer localizado de próstata. En ambos casos, hay una creciente preocupación por el sobrediagnóstico, es decir, la detección de cánceres asintomáticos que nunca habrían causado problemas para el paciente.

El tratamiento de estos tumores sobrediagnosticados puede causar daños al paciente, por lo que es importante que los pacientes sepan que no todos los cánceres que se detectan con exámenes necesitan un tratamiento, afirma el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos en su página web. Por eso, los autores proponen utilizar nombres como “células anormales” o “microtumores”.

La propuesta, sin embargo, genera dudas en algunos especialistas. “Esto nos lleva de nuevo a una forma paternalista de la medicina, en la que los médicos son los que saben y dicen al paciente lo que necesitan saber y lo que no”, declaró Harry Nespolon, presidente del Real Colegio Australiano de Médicos de Familia. “Todo el mundo merece toda la verdad sobre un diagnóstico. Cambiar palabras da la impresión de que la profesión les está escondiendo cosas”, añadió.

 

La nueva universidad de Ticul, en la salida a Chapab

Retoman extraña red de empresas