in

No es exclusivo de los mayores

La Artritis Idiopática Juvenil (AIJ) es una de las cinco enfermedades crónicas más frecuentes durante la infancia

Artritis Idiopática Juvenil, un mal subdiagnosticado

La deformidad, la discapacidad y el dolor constante son las consecuencias de la Artritis Idiopática Juvenil (AIJ) cuando no se tiene un diagnóstico ni tratamiento, por lo que la atención de este padecimiento, subdiagnosticado en el país, es necesaria para evitar que niños y jóvenes sufran las afectaciones clínicas, psicosociales y emocionales de la enfermedad y puedan tener una mejor calidad de vida.

La Dra. Samara Mendieta Zerón, reumatóloga pediatra, manifiesta que cuando se piensa en artritis se vincula con los adultos mayores con deformidades y dolores que se acrecientan en la época invernal, pero lo cierto es que es una enfermedad más frecuente de lo que se piensa: hay menores de cinco o dos años y adolescentes que también padecen artritis.

La AIJ está subdiagnosticada en el país, a pesar de ser una de las cinco enfermedades crónicas más frecuentes de la infancia junto con la diabetes, la obesidad, el asma y las cardiopatías congénitas. Además es el padecimiento reumático más frecuente de la infancia y la que más atienden los reumatólogos pediatras en la consulta.

Sin embargo, la doctora destaca que el diagnóstico temprano del padecimiento puede llevar a un tratamiento exitoso y mejorar la vida del paciente, pero la mayoría de las veces pasa mucho tiempo para que se detecte el padecimiento.

Por ello es importante conocer los síntomas de la enfermedad que pueden alertar y ser causa de sospecha de AIJ, como es el dolor e inflamación en las articulaciones por más de seis semanas; dolor e inflamación articular acompañado de ronchas y fiebre; aumento en los ganglios (como bolitas en el cuello, en axilas o la región inglinar) así como cansancio, falta de interés en el juego y levantarse con mucha flojera en las mañanas.

La artritis también afecta otros órganos como los ojos, por lo que el dolor ocular es otro síntoma: hay que poner atención si les molesta la luz natural o de una pantalla o hay desviación del ojo.

Esta enfermedad impacta en el crecimiento, por lo que si el crecimiento lineal se detiene, hay pérdida de peso y el niño está irritable también se puede sospechar de la presencia de AIJ.

El diagnóstico es clínico, con la exploración minuciosa por parte del reumatólogo pediatra y un cuestionario detallado para descartar otras enfermedades.

Después del diagnóstico, el tratamiento es fundamental para lograr que la enfermedad remita, la cual no se cura sino que se controla, y el objetivo es lograr que el paciente tenga un desempeño normal en la vida diaria y una mejor calidad vida.

La AIJ se presenta en menores de 16 años de edad y aunque predomina más en mujeres —dos o tres féminas por cada varón afectado— una de sus formas que causa dolor de espalda, inflamación en las piernas y las plantas de los pies es más frecuente en los varones.

En el caso de México, la Dra. Samara Mendieta indica que de acuerdo con el último censo poblacional hay 32 millones de menores de 14 años, por lo que se calcula que puede haber 500 mil niños con este padecimiento, que si no es diagnosticada es causa importante de discapacidad y deformidad.

Por su parte, la Dra. Nadina Rubio, reumatóloga pediatra, comparte que la AIJ afecta no solo al paciente sino también al cuidador y toda la familia y causa un impacto en la economía familiar y en lo laboral, debido a que el cuidador debe en ocasiones ausentarse de su trabajo para atender al paciente, y también tiene repercusiones emocionales. Así lo corrobora Blanca González, madre de una niña de cinco años con AIJ, quien fue diagnosticada a los 3 años.

La familia consultó con cuatro especialistas hasta que finalmente se les dio el diagnóstico de Artritis Idiopática Juvenil (AIJ).

Blanca González destaca la importancia del apoyo familiar, lo difícil que resulta a veces lidiar con el dolor que la pequeña padece y con la falta de comprensión de algunas personas que se enojan con ellos por no llevar a la niña a alguna fiesta pensando que la sobreprotegen, cuando en realidad lo que hacen es tratar de evitar que la pequeña sufra las consecuencias por la noche de subirse a un brincolín o una cama elástica, por ejemplo.— Iris Ceballos Alvarado

 

De un vistazo

Síntomas

La Artritis Idiopática Juvenil (AIJ) también causa dolor y rigidez matutina, de modo que el paciente puede vestirse con dificultad y ser lento en sus actividades cotidianas.

Prevalencia

Se estima que la AIJ tiene una prevalencia de 16 a 150 casos por cada 100 mil varones, una cifra que varía mucho de acuerdo con cada lugar.

Arde céntrica bodega

Proyecto del tren maya atrae a la gente de poblados