in

Problemas del colon y el recto

Exhortan a no automedicarse en caso de sentir molestias

Tener abscesos anorrectales es algo común

Los abscesos anorrectales son un acúmulo de pus que se aloja generalmente entre los dos músculos esfínteres evidenciándose generalmente alrededor del recto o a veces en la zona de los glúteos como un abultamiento doloroso.

Estos abscesos son muy frecuentes y se calcula que una de cada 30 personas tendrá alguna vez en su vida este problema. Los abscesos, fístulas, hemorroides y fisuras son los problemas más frecuentes del recto o ano.

El principal síntomas es el dolor que suele ser constante, ocasionalmente hay fiebre y estreñimiento, pero muchas veces solo hay dolor.

Lo que sucede es que unas glándulas especiales o glándulas anales que todos tenemos por alguna razón que se desconoce se tapan y se infectan produciendo esta sustancia conocida como pus, líquido infectado de bacterias y muy corrosivo con mucha capacidad para destruir los tejidos incluyendo los músculos de la continencia.

El tratamiento oportuno es el drenaje del absceso el cual debe de hacerse lo más pronto posible e idealmente bajo anestesia en un quirófano, aunque algunos casos muy seleccionados se pueden drenar en un consultorio o en un área de urgencias.

Uno de los errores más frecuentes en esta enfermedad es tratarla únicamente con antibióticos. Lo anterior favorece la aparición de complicaciones y retrasa muchas veces el tratamiento oportuno ya que el paciente momentáneamente observa una mejoría y hace que no acuda con el especialista, esta mejoría siempre es transitoria.

Entre las complicaciones de un absceso que no se drena de forma oportuna se encuentran los abscesos en herradura, una mayor tasa de secuelas de incontinencia fecal e infecciones muy graves que se conocen como gangrena que destruyen de forma rápida los tejidos de la zona del recto y la zona genital.

Por todo lo anterior es muy importante no automedicarse al tener dolor en el recto y acudir con tu médico de confianza o directamente con el especialista en coloproctología o más comúnmente llamada proctología.— Dr. Tomas Gonzalo Castillo Aguilar. Citas médicas al: 999 366 8389.

 

Sin razón aparente cancelan vuelos de CDMX a Mérida

Cartón de Tony: Ojos en la espalda