in

Recupera tu figura sin sufrir

Una persona ve los productos ofrecidos en un mercado de Mérida

Nutri tips

Alejandra Victoria Briceño (*)

Entre posadas, fiestas para despedir el año, rosca de reyes y tamales, es común que la mayoría de la gente gane unos kilitos. Más común aún es que esos kilitos se vuelvan parte de nosotros y no los bajemos, lo cual es dañino para nuestra salud y autoestima.

Recuperar la figura no es tan difícil como parece, basta con hacer pequeños cambios que se traducirán en grandes logros.

En primer lugar, es de suma importancia tomar al menos 2 litros de agua al día para mantenernos hidratados y eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. También debemos dejar de consumir calorías a través de nuestras bebidas, suprimiendo los refrescos embotellados y las bebidas azucaradas.

Asimismo, reducir la cantidad de carbohidratos simples que consumimos obligará a nuestro cuerpo a utilizar la grasa como fuente de energía, con lo que esos kilos de más irán desapareciendo. Los carbohidratos simples se encuentran en la leche y sus derivados, las harinas refinadas y los azúcares.

De igual manera, aumentar el consumo —sin exagerar— de frutas, verduras, leguminosas, cereales integrales y frutos secos. Estos alimentos contienen fibra, la cual nos mantiene llenos por más tiempo y así desaparecer la ansiedad por comer alimentos no saludables.

Otro aspecto importante a considerar es la reducción del consumo de grasas saturadas, como la mantequilla, la manteca, las carnes grasosas, la leche entera y sus derivados, las salchichas y los embutidos en general. En su lugar, preferir grasas insaturadas, como los aceites vegetales, el aguacate y los frutos secos. Este cambio en la calidad de las grasas que ingerimos, reducirá el colesterol de la sangre y con ello, el riesgo de presentar aterosclerosis. Además, el omega 3, que es un tipo de grasa insaturada presente en pescados como las sardinas y el salmón, nos desinflama a nivel celular, con lo que será más fácil la pérdida de peso.

En cuanto a las proteínas, son necesarias para conservar nuestra masa muscular, así como para tener cabello y uñas saludables. La calidad de las proteínas que consumimos es importante, por lo que debemos elegir carnes magras y sin piel, de preferencia blancas, como el pollo, el pavo y el pescado, así como huevo —ya sea completo o solo las claras—, leche descremada y yogur bajo en grasas y azúcares. Las leguminosas, como el frijol y las lentejas, también son una buena fuente de proteínas; sin embargo, para mejorar su calidad, debemos combinarlas con algún cereal, como el maíz.

Disminuir el consumo de sal será también de gran ayuda para evitar la retención de líquidos, tener una presión arterial más saludable y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y cardiopatía coronaria en adultos.

Igual de importante, es realizar al menos 30 minutos diarios de ejercicio cardiovascular, como natación, caminata rápida, correr, aerobics, bicicleta o zumba. Además de que nos servirá para eliminar el estrés y para mantener nuestros músculos y huesos saludables, será de gran ayuda para ir perdiendo esos kilitos de más.

Sigue estos consejos y pronto recuperarás tu figura y tu salud. No olvides consultar con un nutriólogo para que te oriente y calcule exactamente qué y en qué cantidad debes comer para logar tus objetivos personales.

Licenciada en Nutrición. WhatsApp 9999-04-72-91 alevictoria.nutricion@gmail.com Instagram: alevic8

Síguenos en Google Noticias

Irán ataca a EE.UU.

Defensa del presupuesto