in

Relacionan postura del pie y las alteraciones dentales en niños

Foto: Megamedia

El estudio es un punto de partida crucial en el tema

Investigadores de la Universidad de Málaga afirman que la pisada de un niño se relaciona con su mordida. Los resultados revelan que el 50% de los que manifiestan protrusión de mandíbula –movimiento del maxilar inferior hacia delante– presentan un tipo de pisada pronada –cuando el pie rota hacia dentro para distribuir el impacto al entrar en contacto con el suelo–.

El grupo “POD UMA”, especializado en podología infantil, concluye que la postura del pie se relaciona directamente en el riesgo de padecer problemas de maloclusión. El resultado se obtuvo a partir de un estudio en el que se analizaron a 200 niños de 6 a 9 años de edad, según lo publicado en el sitio español “ABC”.

“Detectamos también que el 100% de los niños que tenían un tipo de pie pronado estaba relacionado con protrusión de mandíbula”, afirmó Gabriel Gijón, experto en biomecánica del pie.

Otra de las conclusiones, fue el hallazgo de una menor prevalencia de esta relación en los niños con retrusión de mandíbula, pero sí una correspondencia de la normalidad cuando no se producen ninguna de las dos alteraciones. Este trabajo da un paso más ya que hasta ahora, en odontología, solo se había abordado su vínculo con la zona lumbar. Sin embargo, aseguran los autores, se trata de un punto de partida al que podría añadirse el análisis de otras extremidades o, incluso, abordar otras hipótesis.

Trasladar este estudio a adolescentes y adultos o avanzar en el plano científico, a partir de un ensayo clínico, serían los siguientes pasos. “Nos interesa saber en qué medida el tratamiento de una de estas dos alteraciones condicionaría a la otra”, aclara Gijón.

 

Un motociclista muere en una vía, tras irse de fiesta

Cartón de Tony: Operación Recuperar Terreno