in ,

Reparan circuitos sensoriales de la vista o del oído

Guillermina López-Bendito y Álvaro Herrero

MADRID.— Un equipo de investigadores españoles logró por primera vez transformar un determinado tipo de células del sistema nervioso en neuronas capaces de reparar algunos circuitos sensoriales de la vista o del oído dañados en etapas tempranas de la vida.

Los científicos comprobaron que es posible obtener neuronas específicas de una región del cerebro a partir de “astrocitos”, un tipo de células del sistema nervioso que llevan al cabo funciones muy importantes para el funcionamiento del cerebro.

El trabajo se llevó al cabo con roedores en el Instituto de Neurociencias de Alicante (un centro mixto de la Universidad Miguel Hernández situado en el este español y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y los resultados se publicaron ayer en la revista “Science Advances”.

Las células (los astrocitos) se reprogramaron usando un virus para hacerle llegar a su destino en el cerebro de los ratones, informó el Instituto, que precisó que los investigadores comprobaron además que esos astrocitos expresan genes que son propios de sus neuronas “hermanas” en cada región cerebral concreta, lo que hizo posible su reprogramación en un tipo de neurona sensorial muy específica.

Incluso en casos congénitos

Los trabajos se desarrollaron en la Unidad de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias, dirigido por Guillermina López-Bendito, quien destacó la importancia de los hallazgos ya que abren la posibilidad de recuperar circuitos neuronales perdidos en ciegos o sordos congénitos.

El científico Álvaro Herrero, primer firmante de la investigación, precisó que en el estudio comprobaron que podían producir esa reprogramación incluso en ausencia de un daño específico y explicó que están trabajando ahora para llevar la misma técnica a modelos animales tanto de ceguera congénita como de ceguera derivada de un glaucoma.

Herrero informó que las siguientes fases se van a centrar en mejorar la eficiencia de esa reprogramación celular en modelos animales con pérdida sensorial, y en comprobar que se produce una regeneración completa y funcional de los circuitos neuronales dañados.

“Una vez que la estrategia sea lo más óptima posible, podremos empezar a pensar en trabajar con organismos superiores y en el diseño de la forma más adecuada y menos invasiva de producir esta regeneración”, señaló el investigador del Instituto de Neurociencias.

Y precisó además que la técnica que están utilizando en este centro podría ya actualmente replicarse en otros centros de investigación con un coste “relativamente razonable”.

“En nuestro caso usamos vectores virales para inducir la reprogramación, por lo que lo principal es disponer de las instalaciones y el equipamiento adecuado para producir estos vectores y realizar las cirugías posteriormente en animales de estudio”, dijo el investigador.

Cimientos de otros proyectos

El proyecto, que se denominó “Reprogramación de células talámicas para el restablecimiento de circuitos sensoriales”, tuvo financiamiento de la Generalitat Valenciana (gobierno autonómico) con 400,000 euros (unos 9.500,000 pesos) y es la semilla para un nuevo plan impulsado por la Fundación La Caixa con 499,000 euros (alrededor de 12 millones de pesos) a través de la Convocatoria CaixaResearch de Investigación en Salud.

El Instituto de Neurociencias explicó, en una nota difundida ayer, que gracias al tálamo (una estructura cerebral que actúa como un simulador del mundo exterior) antes del nacimiento el cerebro ya empieza la “puesta a punto” de algunos sentidos, como el tacto y la vista, algo que ya habían demostrado en el laboratorio de la doctora Guillermina en trabajos anteriores.

Las dos estructuras cerebrales implicadas en este proceso son el tálamo, que recibe la información del exterior, y la corteza cerebral, que la procesa; cuando hay una pérdida en la captación de los estímulos sensoriales, parte de las neuronas y los circuitos de estas dos regiones del cerebro se pierden o se reducen de manera considerable.

Restauradores

Los “astrocitos”, serían cruciales para restaurar los circuitos sensoriales que se perdieron, a pesar de que hasta hace poco se consideraba que eran “actrices secundarias” en el cerebro y en la médula espinal.

Versátiles

Pero su papel va más allá y los investigadores comprobaron que estas células nerviosas participan también en tareas que se consideraban exclusivas de las neuronas, como el procesamiento, la transferencia y el almacenamiento de la información, y demostraron que al ser inducidos se pueden transformar en neuronas, con el potencial regenerativo que eso supone.

Escrito por Agencia EFE

La Agencia EFE es una empresa informativa multimedia con una red de periodistas mundial, donde más de 1100 profesionales de 60 nacionalidades trabajan 24 horas al día desde más de 180 ciudades de 120 países y con cinco mesas de edición, distribuidas en Madrid, Bogotá, El Cairo (árabe), São Paulo (portugués) y Bangkok, para ofrecer sus productos a clientes en los cinco continentes.

México recupera primer lugar como principal socio de EE.UU.

Sube el mero: $210 el kilo