in

Rusia se apresura a ensayar su propia vacuna

Sigue la carrera por una vacuna

Sus responsables ya se la aplicaron a ellos mismos

MOSCÚ (AP).— Rusia inició las pruebas clínicas de una vacuna contra el nuevo coronavirus, informó ayer su Ministerio de Salud.

Dos formas de la vacuna desarrollada por el instituto de investigaciones Gamaleya —líquida y en polvo— serán probadas en dos grupos de voluntarios, de 38 personas cada uno. Los participantes serán aislados en dos hospitales de Moscú.

“Realizar pruebas clínicas en medio de una pandemia es una situación única. Así que se han tomado medidas sin precedentes: todos los participantes potenciales en las pruebas... pasaron dos semanas en cuarentena en un sanatorio para observación”, reveló la dependencia, que añadió que las primeras inyecciones están programadas para hoy y mañana.

El instituto Gamaleya ocupó titulares el mes pasado cuando su director, Alexander Gintsburg, declaró que él y otros investigadores habían probado la dosis en sí mismos antes de iniciar los estudios en voluntarios.

No precisó cuántas personas se inyectaron la sustancia, pero aseguró que nadie había presentado efectos secundarios. Argumentó que él y otros no habían tenido intenciones de probar la fórmula, sino que estaban tratando de “protegerse del virus con la vacuna”.

“No es una prueba. Es autodefensa para que nosotros podamos continuar trabajando (en la vacuna). Perder a un miembro del personal (por el virus) demoraría el trabajo. Ellos decidieron dar ese paso. Y yo también”.

Mérida es la capital más transparente en la crisis del Covid-19

Precisión de bolsas y popotes: regularán su uso, no lo prohibirán