in

Se puede vivir con lupus

Una de las señales más evidentes de lupus es el enrojecimiento de la cara

Con el tratamiento adecuado, el paciente vive tanto como cualquier persona que no presenta la enfermedad inflamatoria y autoinmune que afecta a todos los órganos

El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad inflamatoria y autoinmune que afecta a todos los órganos. Cuando es diagnosticado oportunamente, es posible detener su avance con buen pronóstico para los pacientes.

Las estadísticas señalan que en Yucatán el 0.06 por ciento de la población lo presenta, es decir, entre 2,500 y tres mil personas.

El doctor Jacinto Herrera León, especialista en Reumatología y director del Hospital General Regional número 1 “Lic. Ignacio García Téllez” del IMSS, explica que, contrario a lo que algunos podrían creer, no hay un incremento de nuevos casos de lupus en la entidad, aunque sí se ha elevado el número de personas con ese mal a las que la institución atiende.

Según explica, esto se debe a que hay un aumento considerable de derechohabientes como consecuencia de la migración de vecinos de otros estados.

Afirma que Yucatán ocupa el primer lugar en el orbe en casos de artritis reumatoide desde 2011, con una incidencia del 2.8% de la población, más del doble de la media nacional y mundial, que es de 1.3%. No obstante, el lupus —una enfermedad reumática— se mantiene en 0.06%.

El doctor Herrera León indica que el padecimiento afecta a personas en edad productiva, es decir entre los 20 y 40 años, y principalmente a mujeres en una proporción de 9 a 1 en relación con los hombres.

Si se toma en cuenta que el 40% de las mujeres son cabezas de familia se puede comprender por qué la enfermedad tiene un impacto económico en el hogar.

El profesional añade que el lupus eritematoso afecta a piel, cerebro, riñón, hígado, ojos, pulmones, corazón, vasos sanguíneos e intestinos, de manera que es fundamental un diagnóstico oportuno para detenerlo y evitar daños que pongan en riesgo la vida de la persona.

Es una enfermedad autoinmune, lo que significa que las células del propio cuerpo atacan al organismo por error.

El 30% de los pacientes de lupus tiene una afectación renal, lo que ensombrece el pronóstico de vida.

Se sabe que en la aparición del mal hay un componente genético, que permanece “dormido” hasta que algún factor del ambiente lo “despierta”.

Muchas veces es la exposición a los rayos solares ultravioletas lo que lo detona. También lo puede hacer una enfermedad infecciosa o viral o el consumo de ciertos medicamentos.

Una señal de la presencia de lupus es el enrojecimiento de la cara “en alas de mariposa”, es decir, en un patrón que no abarca todo el rostro.

Asimismo, úlceras orales (fogajes), afectación en pequeñas y medianas articulaciones, anemia y reducción de glóbulos rojos son síntomas que pueden alertar de la enfermedad.

El diagnóstico es clínico y se confirma mediante análisis de sangre, biopsias —si así lo considera el médico— y resonancia magnética, entre otros.

Tratamientos

El doctor Herrera León apunta que los tratamientos de la actualidad permiten la sobrevida del paciente durante 10 años hasta en el 95% de los casos, lo que no significa que después de ese tiempo les sobrevendrá la muerte, pues si continúan medicándose y cuidando su salud podrán vivir tantos años como cualquier otra persona sin la dolencia.

Lo más importante es detener el avance de la enfermedad antes que llegue a una fase severa.

El médico asegura que en el IMSS cuentan con todos los medicamentos necesarios para atender el lupus eritematoso sistémico y para que los pacientes los reciban solo es necesario que, si son derechohabientes, acudan a consulta para recibir el diagnóstico y la terapia.— Iris Ceballos Alvarado

Reacción a lo extraño

Cualquiera puede llegar a sufrir un mal autoinmune

En enfermedades como lupus, psoriasis e hipotiroidismo es el propio sistema inmunológico el que ataca al organismo por una falla que le hace concluir que están presentes agentes extraños y debe eliminarlos.

Se calcula que un 20% de la población mundial sufre algún tipo de mal autoinmune, por lo que, aunque en lo individual estos padecimientos no alcanzan cifras muy altas, en su conjunto suman un número importante.

Especialistas en el tema explican al Diario que los seres humanos tienen un sistema inmunológico muy agresivo, tal como se requiere para proteger al organismo de las amenazas de numerosas bacterias y virus. Por lo general, cuando el sistema detecta algo extraño en el cuerpo reacciona para rechazarlo sin afectar a células y órganos propios.

Esta manera de actuar se altera cuando hay una enfermedad autoinmune, ya que el sistema deja de reconocer lo que forma parte del mismo organismo y responde atacándolo.

Factores genéticos principalmente, así como ambientales y culturales (estilo de vida, alimentación, etcétera) predisponen a la aparición de fallas inmunológicas.

Cuando esto ocurre se presentan infecciones, cáncer, reacciones exageradas (alergias) y males autoinmunes.

El hipotiroidismo, la psoriasis, el lupus, la artritis reumatoide y el vitiligo son algunos de los padecimientos autoinmunes más conocidos por la población, pero el número total de éstos asciende a centenares.

De acuerdo con los expertos, el lupus es poco frecuente en Yucatán, como también en México y el mundo.

Uno de los centros de referencia en el tratamiento de lupus en el país es el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” en Ciudad de México, donde se atienden unos dos mil casos, una cifra menor si se considera que ahí se concentra gran número de pacientes de la República.

Percepción

La idea de que ha habido un aumento de casos de lupus en el Estado y el país es explicada por los especialistas como tan solo una percepción, resultado de que hay más médicos, instituciones de salud, cobertura y difusión de la enfermedad, lo que también ha llevado a más diagnósticos, sin que esto signifique un incremento real de la incidencia.

Añaden que cualquier persona puede verse afectada por un padecimiento autoinmune, la única manera de contrarrestar ésta y otras enfermedades es estar consciente que el 80% del bienestar de una persona depende de sí misma.

En manos de cada individuo está la posibilidad de llevar una dieta balanceada, hacer ejercicio, descansar el tiempo suficiente, evitar los excesos y cuidar la salud emocional, cinco recomendaciones a seguir para garantizar la buena salud.— Iris Ceballos Alvarado

Una asociación ayuda al paciente a no sentirse solo

Se creó en 2018 y la integra medio millar de personas

Unas 500 personas forman parte de la Asociación de Lupus y Enfermedades Reumáticas de Yucatán, que busca orientar, informar y enlazar a quienes tienen este padecimiento, a fin de que sepan que no están solos.

La agrupación se constituyó en noviembre del año pasado y la conforman pacientes de distintos males reumáticos, como lupus, que se encuentran en Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

Andrea Pérez Herrera, presidenta de la asociación, indica que del 60 al 70 por ciento de los socios sufre de lupus y el resto, de otros males reumáticos.

Explica que uno de sus objetivos principales es brindar apoyo a la gente para la atención de su enfermedad, razón por la que tienen convenios con médicos especialistas de diferentes ámbitos, que les ofrecen consultas a bajo precio.

Reumatólogos, nefrólogos, psicólogos, pediatras y terapeutas son algunos de los expertos a los que se puede acceder por medio de la asociación, que también cuenta con un acuerdo con dos laboratorios, ya que la realización de estudios de estos males es onerosa.

De igual manera reciben servicios con descuento de una empresa oftalmológica, pues ese tipo de padecimientos puede afectar la visión, ya sea porque impacta directamente en los ojos o como resultado de la ingesta de medicamentos con fuerte carga de cortisona.

La agrupación lleva al cabo reuniones cada mes, a las que invita a algún especialista para que ofrezca una charla. Cuando esto no es posible de todos modos se congregan para celebrar los cumpleaños del mes, convivir, resolver dudas y apoyarse unos a otros.

Y es que, señala Andrea Pérez, muchas veces los familiares y amigos no alcanzan a entender el dolor físico que los pacientes sienten, por lo que platicar con otras personas que atraviesan por lo mismo los hace sentir mejor comprendidos.

Andrea Pérez puntualiza que los medicamentos para enfermedades como el lupus son costosos y no todos los socios tienen servicios de Seguridad Social.

Destaca que hospitales como el Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán no cuenta en su catálogo con fármacos para el lupus. Esto los motivó a enviar en mayo pasado, con apoyo del diputado Manuel Díaz Suárez, una iniciativa al Congreso de la Unión para que se incluya el tratamiento para esa enfermedad en el Seguro Popular.

Añade que otras dos asociaciones del país enviaron iniciativas similares.

Andrea comparte que tenía 18 años cuando recibió el diagnóstico de lupus. Los médicos le aconsejaron no embarazarse, pues eso le traería muchos problemas; sin embargo, subraya que con un buen manejo de la enfermedad los pacientes pueden llevar una vida normal, como fue con ella, que ya es mamá de dos hijos.— Iris Ceballos Alvarado

Contacto

Para conocer más de la Asociación de Lupus y Enfermedades Reumáticas en Yucatán se pueden consultar sus redes sociales y página web, y llamar al 9994-20-33-27.

Medicamentos

Los fármacos para estas enfermedades se prescriben de acuerdo con las características de cada paciente, que al manifestar mejoría consume menos dosis o si no observa los efectos esperados la cambia.

Donativo

Es en esos casos que los socios los donan en beneficio de otros integrantes, que los reciben siempre que la sustancia aparezca en su receta médica.

Claudia Ruiz Massieu (PRI), Marko Cortés Mendoza (PAN), Ángel Ávila Romero (PRD) y Clemente Castañeda Hoeflich (MC) ofrecieron hoy una conferencia conjunta (Foto de Notimex)

Aplastante mayoría quiere que los partidos políticos reciban menos dinero